La salud: un tema siempre presente

0
553

En el marco de las agendas noticiosas o informativas, tanto a nivel local, nacional como mundial, suele haber ciertos períodos en que coinciden varios hechos asociados al tema de la salud, siempre sensible y preocupante.

Estos episodios pueden ser relativamente simples (dentro de su complejidad), como el reciente caso insólito en que se quiso “entablillar” la extremidad dañada de una persona usando una caja de cartón, hasta llegar a medidas de reforzamiento de todos los protocolos de prevención ante la potencial amenaza mundial del coronavirus que ha surgido en las últimas semanas en China, el país más poblado del mundo.

Este asunto es altamente preocupante a nivel internacional y vale la pena informarse, aunque sea someramente, sobre este nuevo brote (porque el coronavirus ya se conocía en aquellas lejanas latitudes).

Entonces, cabe preguntarse: ¿Es Chile un país susceptible a esta enfermedad?

Wuhan es la ciudad china que ha sido denominada como el epicentro del coronavirus y si bien Chile se ubica a 19 mil 437 kilómetros de distancia, no se ve totalmente eximido de la llegada de éste.

Según reciente afirmación de un personero de gobierno: “Todas las personas, de todos los países, son susceptibles a poder contagiarse porque esto es absolutamente nuevo; éste es un nuevo virus. Entonces, en caso de que llegara una persona con este virus –porque nosotros no podemos evitar que llegue una persona con un virus– tenemos una buena vigilancia y una buena coordinación; un buen diagnóstico precoz y podemos evitar o disminuir la posibilidad de que eso se propague en nuestro país”.

Si bien por el momento no se cuenta con las vacunas ni el diagnóstico totalmente certero para enfrentar este virus, los expertos en la materia recomiendan adoptar las debidas medidas precautorias.

Por otro lado, no debería exagerarse ni crear pánico porque los síntomas de este virus asiático se parece mucho –en lo básico– a lo que puede ser el virus Hanta en Chile, pero éste no tiene la peligrosa contagiosidad que posee el coronavirus.