El clima dislocado y lo que viene

0
451

Sin ningún afán de ser agorero, sino que ateniéndose a los hechos ya ocurridos, a todos los informes serios y puntuales de las entidades a nivel climático y meteorológico, tanto nacionales como de los países más desarrollados, las próximas décadas, se prevén tanto o más complicadas como han sido los años recientes.

Especialmente en nuestra zona del valle central, los meses correspondientes al ciclo invernal se están transformando en una época de transición, según confirman expertos, en dos estudios que revelan cómo ha cambiado el período de lluvias con el paso del tiempo en Chile.

De acuerdo a esto no es exagerado predecir que “a futuro habrá solo dos estaciones: un invierno bastante corto y un verano de entre cinco y seis meses; de esta manera; el otoño y la primavera van a tender a desaparecer”, estiman los climatólogos.

A la vez, un informe realizado por la Dirección de Meteorología de Chile (DMC) indica que si se compara el promedio histórico de los últimos 10 años, el período de lluvias se ha reducido hasta en tres meses, concentrándose especialmente entre mayo y julio.

Desde que existen registros no se ha visto en el país una sequía de tan larga duración, ni que afectara a tantas regiones al mismo tiempo.

En estos días recientes, por otra parte, un grupo de científicos ha estado haciendo investigaciones con un robot altamente tecnologizado llamado “Icefin”, el cual llegó al sitio en el que las aguas calientes del océano se encuentran con un muro de hielo en la parte delantera del glaciar antártico de Thwaites, el punto donde este gigantesco cuerpo de hielo (con una extensión de miles de kilómetros) comienza a derretirse inexorablemente.

Las consecuencias de este fenómeno podrían llegar a ser desastrosas, ya que al elevarse el nivel de los mares, se generarían alteraciones tremendamente perjudiciales para toda la población mundial.