Postura que cuesta entender

0
259

Durante la presente semana, el Consejo Ejecutivo de Bomberos de Chile, encabezado por su presidente nacional, Raúl Bustos, se reunió con el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, quien estuvo acompañado del ministro del Interior Gonzalo Blumel, con el fin de que el Gobierno revisara la propuesta de Bomberos de Chile de aumentar de 23 mil a 50 mil millones de pesos la glosa presupuestaria de operaciones para la totalidad de cuarteles del país, con el fin de seguir entregando una adecuada protección y seguridad a la población frente a una gama de emergencias, salvando ya sea vidas o bienes. 

Lejos de cumplir con las expectativas, una vez concluida dicha cita, el propio presidente nacional de Bomberos, manifestó su “decepción” ante la negativa respuesta entregada desde el Ejecutivo. En definitiva, la institución aumentará su presupuesto, respecto al año anterior, solo en un 3%, lo que fue acordado en un plan cuatrienal. Se trata, según recalcó, de un porcentaje que es inviable para sostener el funcionamiento (incluye los gastos de combustible, administración, remuneración de operadoras y cuarteleros, entre otros ítems) de los cuarteles vinculados a los 313 Cuerpos de Bomberos en el país. 

Es de público conocimiento el rol que una institución como Bomberos cumple en nuestra sociedad y los esfuerzos que despliegan de cara a cumplir dicho papel. Aquello se traduce ya sea en voluntarias y voluntarios (no remunerados) pidiendo recursos en la calle, o bien a través de otro tipo de iniciativas, como por ejemplo en Curicó, por intermedio de -a estas alturas- una tradicional rifa. 

Por lo mismo, partiendo de la base que los recursos disponibles “no alcanzan para cubrir todas las necesidades”, cuesta entender que dentro del listado de prioridades del Gobierno no se encuentre el poder brindar un apoyo a Bomberos, que esté a la altura de sus requerimientos.