Experto de UCM advierte sobre los graves efectos de insecticidas de uso doméstico

0
226
El experto de la Universidad Católica del Maule, propone el uso de plaguicidas orgánicos que no tienen efectos negativos en la salud de las personas.

Consecuencias. Su uso al interior del hogar expone a serias consecuencias a largo plazo, como cáncer o neurotoxicidad, efectos que no son advertidos en la etiqueta de los productos que se venden en el mercado nacional.

TALCA. Seguramente habrá notado mayor presencia de hormigas o de moscas en su casa durante esta época de calor y muy probablemente, usted ya se haya equipado con insecticidas en aerosol o en polvo. Es por ello que debe conocer los peligros a los que se expone con el uso de estos químicos. 

El doctor Boris Lucero, director del Centro de Investigación en Neuropsicología y Neurociencias Cognitivas de la Universidad Católica del Maule (UCM), ha estudiado los efectos agudos y crónicos de estos productos que se venden libremente en el comercio. 

El investigador explicó que “es clave desmitificar lo que se ve en la publicidad, en la que aparecen personas tranquilas, relajadas y felices; pero hay que entender que, a largo plazo, ocasionan problemas de salud”, indicó. Añadió que cuando se usen dentro del hogar, “es necesario ventilar el área. Si por ejemplo, las hormigas atacaron la cocina, se deben retirar los utensilios y alimentos. No deben estar presentes las personas más vulnerables como mujeres embarazadas o niños y, finalmente, quien lo aplique debe ocupar mascarilla y guantes y sobre todo, tomarse en serio que está frente a un veneno”, afirmó.

CUIDADO AL COMPRAR PRODUCTOS

Náuseas, mareo, dolor de cabeza e irritación en la piel, son señales de intoxicación aguda. Pero, ¿en qué fijarse a la hora de comprar estos productos? 

“Todos los plaguicidas tienen una toxicidad que está categorizada, a partir de la dosis letal que está establecida con estudios en animales. Esa toxicidad solo hace referencia al efecto agudo o inmediato y no a su efecto crónico. Hay etiquetas rojas, amarillas, azules y verdes y las primeras resultan más peligrosas”, advirtió Lucero.  Sin embargo, existe una versión en polvo que no debería ser usada indiscriminadamente. “La presentación en polvo tiene cuatro veces más cantidad de plaguicida que la versión en espray. Muchas veces la gente lo prefiere porque es más efectivo, pero es altamente tóxico. Lo curioso es que en el modo de empleo indica que se debe espolvorear en la ropa, muebles y cajones y eso nos expone a riesgos muy altos, en términos de efectos crónicos, porque está tipificado como cancerígeno”, sostuvo el investigador de la UCM.

Además, su ingrediente activo es un compuesto organofosforado, lo que aumenta su peligrosidad. “Los organofosforados tienen efectos neurotóxicos y carcinógenos, por lo tanto son más fuertes que los piretroides que son los que tradicionalmente encontramos en versión espray, sin embargo, estos también aumentan el riesgo de desarrollar cáncer”.

Tanto para el control de plagas dentro del hogar, como para pequeños cultivos domiciliarios, existen alternativas orgánicas y más inocuas para el organismo, se preparan con elementos de fácil acceso y no resultan caros. 

“Se puede hacer una solución de ajo que se hierve con agua y una vez que se enfríe, se puede rociar en las plantas. El vinagre blanco y el jabón también son efectivos. Todos estos elementos no nos exponen a riegos sanitarios y son mucho más económicos que los productos químicos”. 

FUMIGACIÓN DE CULTIVOS

Durante la época estival es común la fumigación de los cultivos, por lo que la ciudadanía que vive cerca a un predio agrícola debe estar alerta. 

El doctor Boris Lucero explicó que “existe el Decreto 158 del Ministerio de Salud y este establece, es su artículo 11, que debe haber una franja de al menos 50 metros entre el cultivo y los vecinos. Debe ser exigible que se respete esa distancia. El artículo 12 indica que debe haber un aviso previo a la aplicación de plaguicidas, se debe saber con al menos 24 horas de antelación, el tipo de producto y su toxicidad. Las personas pueden denunciar a la Seremi de Salud que es la entidad encargada de fiscalizar y multar eventualmente si alguien incumple la normativa”, cerró.