Sigue inquietud por retraso de informe sobre Iglesia San Francisco

0
481
Sigue la incertidumbre sobre qué va a pasar con el recinto religioso, el cual quedó destruido casi en su totalidad en un incendio registrado el 27 de noviembre pasado.

Postura. Gobernador provincial espera que tema sea zanjado lo antes posible, ante incertidumbre que alegan los vecinos del sector.

CURICÓ. Sigue la incertidumbre sobre qué va a pasar con el recinto religioso, el cual quedó destruido casi en su totalidad en un incendio registrado el 27 de noviembre pasado. Tomando en cuenta que se trata de un monumento histórico, a mediados de diciembre visitó el lugar un experto calculista patrimonial del nivel central del Consejo de Monumentos Nacionales. Luego de su visita, trascendió que su informe iba a estar listo el 6 de enero pasado, sin embargo, no se ha sabido nada.
Diario La Prensa le consultó sobre esta tardanza al gobernador provincial de Curicó, Roberto González, quien confirmó que hay inquietud por lo que resolvió el profesional sobre el futuro de la Iglesia San Francisco. “En esa oportunidad se levanta un informe y sobre los resultados, estamos a la espera. Sabemos que se nos había dicho que esos informes preliminares respecto de la situación de la iglesia iban a estar a comienzos de este mes”, contó. No hay que olvidar que la seremi de Cultura, Pía Soler, estuvo en terreno y afirmó que la demolición del inmueble no se podía realizar “porque no está dañado totalmente”.

El gobernador reconoció que hay inquietud por el futuro de la Iglesia San Francisco.

CALIDAD DE VIDA
La autoridad provincial puntualizó que es necesario saber qué medidas se tomarán, pues hay un grupo importante de vecinos del sector de avenida España que se ha visto afectado por la situación, pues tienen el tránsito suspendido por calle Las Heras y Bilbao. “Se cortó el tránsito para precaución de todos los transeúntes. Inclusive, la locomoción, sobre todo los colectivos que circulan por el lugar”.
Roberto González espera que haya pronto novedades sobre el tema. “Como Gobernación estamos requiriendo los resultados, para poder determinar qué va a pasar con respecto a la iglesia. Si se va a derribar parte de la estructura o si se va a conservar. Eso es de mucha importancia para los vecinos”, indicó.
La inquietud del gobernador provincial se suma a las críticas públicas que realizó hace un par de semanas, el consejero regional por la provincia de Curicó, George Bordachar, y vecinos del sector.