Un verano sobrio y austero

0
412

Debido a las circunstancias conocidas por toda la comunidad nacional, este verano será tremendamente diferente a lo ocurrido en los años recientes, en casi todo el territorio.

De partida, la gran mayoría de los “festivales” que eran acostumbrados y muy concurridos, han sido suspendidos y los recursos que se habrían destinado para esos efectos, serán destinados para obras de beneficio social.

En nuestra Región del Maule, una de las posibles “excepciones” podría ser el Festival de la Guinda, en la comuna de Romeral el que, debiendo haberse realizado en diciembre recién pasado, habría sido diferido para el venidero mes de febrero, como siempre en el sector del Parque Pumaitén.

Por otra parte y a través de un comunicado, la organización del Festival de la Independencia de Talca, anunció que la edición 2020 fue cancelada.

La decisión fue adoptada tras diversas reuniones de coordinación y evaluación, realizadas por las autoridades de la zona, ejecutivos y especialistas.

Ese evento –que este año debería cumplir su décimo aniversario– acoge a cerca de 150 mil personas que llegan al Balneario Río Claro, habitualmente en febrero. A ello se suma la cancelación del tradicional Festival de la Vendimia de Molina. 

En la comuna de Olmué, no se suspendió el Festival del Huaso que se está realizando durante este fin de semana y en Viña del Mar se va a realizar el Festival Internacional de la Canción, entre los días domingo 23 y el viernes 28 de febrero, pero en medio de un ambiente bastante polémico y enrarecido.

Falta saber si algunos acostumbrados eventos menores, como las llamadas “semanas” que son de carácter popular, sencillas, pero generalmente muy concurridas y animadas, serán también afectadas por la contingencia y en consecuencia no se llevarían a cabo.

Será pues, un verano distinto y necesariamente sobrio y austero.