Se fugó de la cárcel y a las horas se entregó

0
396
Momento exacto en que César Guajardo se entregó tras su corta aventura. (Gentileza Radio Condell)

Sorpresa. Personal de Gendarmería no podía creer que el hombre se presentara voluntariamente al recinto penal.

CURICÓ. El protagonista de esta extraña e insólita historia es César Guajardo Salinas, apodado como “El Yayo”, quien cumple una condena de 541 días por conducir sin licencia. El sujeto era intensamente buscado por las policías y personal de Gendar-mería; luego que se fugara de la cárcel de la ciudad la noche del martes pasado.
Trascendió que el preso se encontraba haciendo el aseo a la entrada del penal, momento en que aprovechó un descuido de la seguridad del recinto para acceder al techo del inmueble a través de una escalera de emergencia. Posteriormente, se las ingenió para saltar el cierre perimetral. Minutos más tarde, en la cuenta de los internos, los gendarmes se dieron cuenta de que faltaba un reo. Desde ese minuto comenzó un gran despliegue de búsqueda, el cual se concentró en el cerro Carlos Condell, sin embargo, no se obtuvieron resultados positivos.

ENTREGA
Pero poco duró la escapada de este hombre, pues ayer en la mañana, se entregó voluntariamente en el mismo recinto carcelario. Pasadas las 10:00 horas llegó muy tranquilo al penal curicano procedente de Romeral, donde habría pasado la noche debido a que en esa comuna registra domicilio. El sujeto tomó un minibús y se trasladó hasta Curicó. Al llegar a la cárcel, les comentó a los gendarmes que estaban en la guardia que se venía a entregar. El personal de Gendarmería reaccionó con sorpresa y le preguntó quién era. El hombre les dijo con mucha tranquilidad, que era la persona que se había fugado del penal. Le abrieron la puerta y quedó nuevamente recluído.
Se informó que hay un sumario administrativo, para determinar responsabilidades en esta fuga, la cual le hará perder algunos beneficios al reo escapado, como trabajar en el servicio de aseo del recinto.