Realizan ensayos con cultivos de arroz que permiten reducir en un 50% las necesidades de agua

0
149
Esta metodología se enmarca en una reorientación hacia una producción sustentable, con significativa reducción de uso de agua.

Pruebas. Destaca el control de malezas mecanizado, lo que favorece la oxigenación de los suelos.

PARRAL.  Autoridades agrícolas maulinas, junto a la gobernadora de Linares, María Claudia Jorquera, visitaron la parcela demostrativa que mantiene el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) en esta comuna.

La seremi de Agricultura, Carolina Torres; el Director Regional del INIA Raihuén, Rodrigo Avilés; y el Director Regional del Indap, Óscar Muñoz, conocieron los avances que se están logrando en la región, con la metodología de cultivo de arroz denominada SRI (System Rice Intensifica-tion), la que permite un ahorro significativo en el uso del agua para la producción del cereal.

“Esta metodología se enmarca en una reorientación hacia una producción sustentable, dado que nos permitirá avanzar en la reducción de productos químicos utilizados en el cultivo, eliminando el uso de herbicidas y a la vez, ahorrar un alto porcentaje del agua”, explicó la investigadora Karla Cordero.

En ese sentido, el Director Regional del INIA indicó que el programa de mejoramiento genético de arroz, busca ayudar a los agricultores a adaptarse al nuevo escenario agrícola, “caracterizado por el cambio climático, la escasez de agua de riego y mayores exigencias ambientales por parte de los mercados”.

Carolina Torres recordó que la producción de arroz del país, está concentrada en la zona del Maule Sur y que gran parte de ella está en manos de pequeños y medianos agricultores.  

“Estamos revisando los resultados de este ensayo de cultivo del arroz de manera más sustentable y nos parece que es muy esperanzador, el comportamiento que estamos viendo porque puede ser una alternativa replicable para muchos de nuestros productores”.

VENTAJAS 

El SRI es una metodología que se enmarca en el desafío internacional de producir más arroz con menos insumos. Karla Cordero explicó que este método se ha probado en los últimos años en Chile, con las variedades comerciales disponibles. “Dentro de las ventajas que presenta el SRI para nuestro país, destaca el control de malezas mecanizado, lo que favorece la oxigenación de los suelos. Además, permite un mejor desarrollo de las raíces de las plantas de arroz y una más eficiente absorción de nutrientes, activando los microrganismos benéficos del suelo”.  La especialista añadió que esta metodología, permite eliminar la aplicación de herbicidas.