Junta de Vigilancia del Río Maule advierte que grave sequía condiciona agricultura regional

0
148
Según estimaciones en marzo se consumiría la cota de agua para riego de la Laguna del Maule, complicando aún más la situación del agro maulino.

Talca. La Junta de Vigilancia del Río Maule, organización que riega más de doscientas mil hectáreas en la región, anunció una fuerte baja en los caudales y pronosticó posibles consignas de riego cercanas al 30% en marzo.
“Llevamos años de sequía, esta temporada solo refleja la gran disminución de lluvias que hemos tenido como promedio en los últimos años, la disminución de la nieve en la cordillera y la elevación de la isoterma cero. La mezcla de estos factores ha incidido en caudales muy bajos en los ríos y la disminución del volumen acopiado en la Laguna del Maule”, indicó el presidente de la organización de regantes, Carlos Diez.
Tras analizar el último pronóstico de deshielo emitido por el Coordinador Eléctrico, el timonel de los regantes señaló que “el volumen de agua disponible para riego para los meses que quedan de la temporada será de 206 millones de metros cúbicos en la Laguna del Maule, lo que sumado a los ahorros realizados en primavera, nos dará un total de 319 millones de metros cúbicos, por lo tanto, deberemos planificar el calendario de acuerdo a este dato, lo que significará que tendremos consignas no superiores al 50% en febrero y 30% en marzo. Sin embargo y de manera muy lamentable, no se podrá asegurar el riego de aquellos cultivos que necesitan agua en abril, estos deberán quedar a condición de río natural, con las posibles consecuencias que esto puede traer.”
“Este posible calendario -agregó Diez-, consume toda el agua disponible para riego en la Laguna del Maule, los ahorros hechos en el embalse Colbún e hipoteca futuras temporadas, ya que no podremos dejar un ahorro en la Laguna del Maule, tal como lo habíamos hecho en temporadas anteriores. Es más, enviamos ya a las autoridades, la solicitud de disponer de la porción inferior de dicho embalse”.

LLAMADO A REGANTES
Para finalizar, el presidente de la Junta de Vigilancia del Río Maule, hizo un llamado a los regantes a entender la difícil situación que se está enfrentando: “Pido encarecidamente a nuestros agricultores comprensión y empatía, no disponemos de más agua de riego y como organización hemos trabajado para lograr la mejor gestión posible con el actual recurso existente. Debemos día a día, preocuparnos de optimizar nuestros sistemas de riego con el fin de ser cada vez más eficientes en el uso del agua”, puntualizó.