Gonzalo Miranda ganó la Clásica rutera Curicó – Iloca

0
375
Los campeones de la categoría Todo Competidor. Destacando el campeón Gonzalo Mirada.

En la categoría mujeres se impuso Anany Muñoz. Numeroso público y un día nublado, pero agradable, acompañaron a los competidores en su llegada a Iloca.

LICANTÉN. Un día gris y con una temperatura agradable acompañó ayer a los cerca de doscientos corredores  registrados en la edición 2020 de la Clásica rutera Curicó – Iloca, que se corrió entre la Plaza de Armas de Curicó y el sector de la medialuna del litoral curicano. 

La tradicional competencia, organizada por la Asociación de Ciclismo de Curicó, la ganó por primera vez el internacional Gonzalo Mirada, quien registró 2 horas y 43 minutos para superar en la meta a su compañero Mandel Márquez, ambos de Unión Ciclista de Curicó. Tercero Abraham Paredes, de Kilómetro Sur; cuarto Luis Morales, de Didaco y la quinta posición para Fernando Sepúlveda de ByB HB Medio Rauco.

DAMAS

En las damas, destacó la seleccionada nacional, Anany Muñoz, de Unión Ciclista, quien venció sin problemas a sus adversarias, mientras que en la categoría Junior el campeón fue Felipe Pizarro, representando los colores de RYK. Y en los master destacó el corredor Luis Morales, de Didaco.  

El público llegó en masa a la meta para no perderse la llegada de los corredores que en buen número superó las expectativas de sus organizadores liderados por Manuel Gallardo y Daniela Guajardo.

El desarrollo de la prueba se rigió por el reglamento UCI, y especificaciones internas de la organización. El control de la prueba estuvo a cargo del cuerpo de jueces de Curicó liderados por Carlos Bravo. 

PREMIACIÓN

Una vez finalizada la prueba, se realizó la premiación oficial en la Escuela de Iloca donde, además, todos los corredores y asistentes participaron de un almuerzo a cargo de la organización.

Los mejores clasificados recibieron premios en dinero en efectivo y obsequios de los colaboradores, realizándose la ceremonia en el mismo establecimiento que reconstruyera el desaparecido Felipe Cubillos.

Manuel Gallardo, coordinador de la competencia, comentó que hubo dos puntos negros que empañaron el normal desarrollo de la competencia y que fueron dos caídas que desafortunadamente una de las lesionadas fue la corredora Fede Calderón de Santiago, siendo asistida inmediatamente por la ambulancia y la enfermera, Javiera Aravena, en el traslado al Hospital de Licantén, recibiendo oportunamente la atención médica necesaria. 

También agradeció a Viñedos Puertas, a las Municipalida-des de Curicó, Hualañé y Licantén, a Carabineros de Chile y al cuerpo de jueces.