Agricultor de Villa Prat quiere generar su propio oasis en el secano con apoyo Indap

0
700
El agricultor Bernardo Herrera, está generando un verdadero oasis en medio del secano de Villa Prat.

Puntera. Beneficiario postuló el año pasado al Programa de Obras Menores de Riego de Indap y logró construir una puntera de 28 metros de  profundidad, que le está permitiendo contar con agua suficiente para  ampliar sus posibilidades productivas.

VILLA PRAT. Un pequeño oasis en medio del secano, es lo que está construyendo de la mano del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), el agricultor Bernardo Herrera, en la localidad de Pudahuel, sector de Villa Prat, comuna de Sagrada Familia.

Usuario del Programa de Desarrollo Local -Prodesal- este productor con más de 40 años de oficio, se dedica al cultivo de hortalizas, como lechugas y repollos de distintas variedades y en esta época a las sandías, los choclos y el ají, en un predio ubicado en el sector de riego de la zona.

Hace más de cincuenta años, su familia tiene una parcela en pleno secano de Villa Prat, la que solo se destinaba a empastadas naturales para que los animales se alimentarán en invierno. 

Pero hace algunos años a Bernardo le regalaron seis plantas de cerezo que sembró en ese predio y regó primero con agua potable y luego con la ayuda de una pequeña noria que logró tecnificar a través de Indap,  alcanzó los 4 mil metros de cerezos, que este año le brindaron sus primeros 500 kilos de fruta. 

“Nunca pensé  que iba a llegar gente de alguna empresa a comprármelas, porque este año coseche alrededor de 500 kilos. Y nunca pensé que había tanto interés  por las cerezas. Estoy re entusiasmado por plantar otras poquitas y gracias a Indap voy a tener más agua y voy a ver qué pasa”, aseveró el campesino.

PUNTERA

Este agricultor postuló el año pasado al Programa de Obras Menores de Riego de Indap y logró construir una puntera de 28 metros de  profundidad, que le está permitiendo contar con agua suficiente para  ampliar las posibilidades productivas de este predio por tantos años olvidado.

A sus cerezas, se suma un invernadero de 432 mt2, en el que está produciendo tomates y algunos pimentones. La idea la trajo de una gira técnica que realizó a Limache junto a Prodesal, donde conoció el cultivo intensivo de tomates y quiso probar. 

“Vi unas plantaciones de tomates, eran hectáreas y hectáreas y me entusiasme mucho, así que llegué acá y gracias a Indap tuve un aporte para hacer un invernadero, no es tan grande, pero para mí es grande. Este es el primer año de producción y creo que voy a alcanzar las 800 cajas de 11 kilos. Ya he vendido 500, y el precio promedio es de $4.500 por caja”, explicó.

Bernardo Herrera sabe que es un privilegiado de contar con agua para continuar desarrollando la agricultura en Villa Prat. Asegura que la va a provechar al máximo y que va a continuar trabajando, porque eso es lo que más le gusta hacer.

Las punteras, son captaciones verticales de agua, realizadas a través de perforaciones que permiten la explotación del agua subterránea, cuya profundidad no supera los 30 metros de profundidad y su diámetro fluctúa entre 4 y 6 pulgadas.