Retiran más de 20 vehículos abandonados en Molina

0
433
Un verdadero caldo de cultivo para la delincuencia son los automóviles abandonados en las villas.

Seguridad Pública. Las labores de los inspectores a bordo de las camionetas de patrullaje preventivo permitieron contactar con los propietarios de 36 motorizados, logrando que 21 de ellos fueran devueltos a sus dueños, mientras que otros 16 ya fueron notificados.

MOLINA. Una muestra de la diversidad de labores que desempeña el equipo de la Dirección de Seguridad Pública en Molina, es el retiro de más de 20 vehículos que se encontraban abandonados en variados sectores de la comuna.

Desde automóviles, pasando por buses, camiones, carros de compra y hasta un foodtruck; la gran cantidad de motorizados dejados a su suerte da muestra de un mal hábito que ya comienza a quedar atrás, gracias al trabajo de los inspectores a bordo de las camionetas de patrullaje preventivo.

De acuerdo a las cifras oficiales de la unidad municipal, 21 vehículos fueron retirados por sus propios dueños, mientras que otros 16 ya fueron notificados y se encuentran a la espera de ser recogidos por sus respectivos propietarios.

ARDUO TRABAJO

Obstaculizar el tránsito, convertirse en foco de contaminación y servir hasta para fines delictuales. Esto es un ejemplo de los problemas que puede generar un automóvil abandonado en la vía pública, por lo que desde el municipio han acelerado los contactos, para retirar dichos motorizados de las calles.

“Nuestros inspectores, a lo largo de sus permanentes rondas por todos los rincones de la comuna, fueron detectando esta situación y por lo mismo, hemos ido realizando una labor rápida para contactar a los dueños, con quienes hemos logrado dialogar y la mayoría accede a llevarse los vehículos”, relata Sebastián Vergara, Director de Seguridad Pública.

De igual manera, no deja de llamar la atención la amplia variedad de motorizados que se encontraban en los espacios públicos sin uso, como fue “el caso de un bus de pasajeros en la Villa Primavera de Lontué o un camión tolva rojo en el sector de María Auxiliadora”, recuerda el profesional.

Inclusive, fue retirado un carro para elaboración y venta de comida rápida que se encontraba en la Villa Bicentenario, así como otro de supermercado que fue dejado a su suerte en Los Aromos.

LLAMADO A LA RESPONSABILIDAD

La alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, hace un llamado “a la responsabilidad de los propietarios. Sabemos que muchas veces ocurre que un automóvil se deteriora y los precios del mercado no coinciden con lo que el dueño espera recibir, por lo que lo más fácil para algunos es deshacerse del vehículo abandonándolo en lugar de invertir en él”.

La jefa comunal, explica que “necesitamos hacer conciencia en la gente sobre el tremendo daño que esto genera para la comunidad, ya que se pueden activar focos de delincuencia, con antisociales que aprovechan esos espacios para su accionar malicioso y luego esconderse, generando también una sensación de seguridad entre los habitantes del lugar”.

La autoridad señala también que estos motorizados “contaminan nuestras avenidas con chatarra e impiden el libre acceso de las personas por las calles. En ese sentido, estamos muy contentos con la labor de nuestra Dirección de Seguridad Pública, ya que han conseguido, a través del diálogo, que la mayoría de los motorizados sean retirados, mientras que otros 16 ya fueron notificados y esperamos los mismos resultados”.