El drama de la sequía

0
362

La zona centro del país llegó por lo menos una década o incluso más, con registros realmente preocupantes sobre la disminución dramática de lluvias, lo que hace que cada año se complique más la obtención de agua para el riego agrícola y ahora el gran problema es que está comenzando a afectar también el consumo para las personas, hablando incluso de la posibilidad de racionamiento. 

Y ahora recién parece  que las autoridades toman en serio el tema, pues durante mucho tiempo estaba casi prohibido pronunciar la palabra sequía, pues eso era totalmente “exagerado y erróneo”, esto era solo escasez hídrica… solo faltaba un poco de agua, “no era para tanto”.

Pues no. Desde el primer año que se vio una disminución de las precipitaciones fue un problema, conociendo la realidad del calentamiento global era cosa de sumar 2 + 2 para darse cuenta hacia dónde íbamos. Por incluso, muchos expertos lo advirtieron hace más de una década. 

Fue en septiembre de 2009 cuando se decretó emergencia agrícola en nueve comunas de la Región del Maule y ahora se está solicitando la declaración para otras cuatro comunas, todas de la provincia de Curicó: Teno, Molina, Romeral y Curicó. 

Es tremendamente preocupante lo que ocurre en esta región, pues el Maule es un territorio con miles de hectáreas destinadas a la agricultura y la vitivinicultura, por lo que el agua es esencial para la continuidad de estos rubros y de toda la generación de empleos que estas actividades conllevan.

La condición de los ríos, particularmente en la provincia de Curicó, es tremendamente preocupante. Ya esta semana informábamos en nuestras páginas que el caudal del río Mataquito tiene solo el 2% del caudal histórico y es evidente la tragedia, cuando vemos imágenes, por ejemplo del río Teno, donde la cuenca es usada para que vayan a pastar los corderos. 

Es hora de trabajar en iniciativas, como la construcción de embalses y tranques, por lo menos para retener la poca cantidad que agua que cae en invierno