Falta más conciencia sobre la sequía

0
389

Algunos estudiosos del lenguaje y particularmente de ciertos dichos y frases populares, pretenden aclarar la forma de un conocido aforismo que dice: “Los árboles no dejan ver el bosque” y manifiestan que lo correcto debería ser: “Los árboles no nos dejan ver cómo es todo el bosque”.

Pero, como sea que la mayor parte de la gente entienda este dicho, cabe ocuparlo una vez más, ahora para referirnos a uno de los problemas ambientales y ecológicos más preocupantes y amenazadores que hayamos vivido como sociedad en casi toda la historia… ¡Los trastornos del cambio climático y la sequía que parece interminable! 

Preocupados de otros temas contingentes y problemas sociales que llenan las agendas noticiosas de todos los medios informativos, hemos estado bajándole el perfil al tema de la falta de agua, no solamente para la agricultura y los animales sino que también para el consumo humano, el aspecto más importante.

En el curso de la presente semana se dio a conocer la actual condición del río Mataquito, cuyo caudal siempre fue imponente y hasta llegó a ser el eje de más de alguna antigua tragedia con desbordes devastadores, hoy presenta un aspecto desolador que en algunos tramos parece un pequeño “reguero”.

Cabe recordar que, a mediados del año recién pasado, el agroclimatólogo de la Universidad de Talca, Patricio González advirtió que la escasez hídrica que afecta a la zona central de Chile “es muy difícil que se pueda revertir” y que los antecedentes apuntan a que el fenómeno se irá profundizando.

Sin duda falta mucha más conciencia de toda la comunidad sobre este acuciante problema, porque la escasez hídrica en la zona central y la zona centro sur del país es una realidad que se ha ido acentuando en las últimas décadas. Sus causas están relacionadas con el cambio climático (aumento de temperaturas y disminución de precipitaciones) en conjunto con el uso indiscriminado de recursos hídricos, por monocultivos agrícolas y forestales.