Un total de dos mil 150 vacunos y caballares fueron atendidos en operativos pecuarios

0
364
A dos mil 150 animales vacunados y desparasitados se llegó en el año recién pasado.

Problemática. La cantidad bajó debido al robo de animales, a la situación climática y a la acción del puma.

CURICÓ. Una merma en la atención de vacunos y caballares, principalmente, tuvieron el año recién pasado los operativos pecuarios que desarrolla el departamento Agropecuario del municipio curicano y que se realizaron en coordinación con los dirigentes ganaderos de los sectores rurales.

La información dada a conocer por el jefe de ese departamento municipal, médico veterinario Patricio Bordachar, señaló a diario La Prensa que si bien es cierto que se ejecutaron totalmente los operativos programados, hubo una considerable merma en la cantidad de animales que fueron llevados a las vacunaciones e intervenciones de desparasitación interna y externa para prevenirlos de parásitos y enfermedades.

LAS CAUSAS

“Esto pasa porque varios ganaderos han fallecido, otros tienen mucha edad y ya no se dedican a tener animales en sus predios, como tampoco sus hijos que están abandonando el rubro  por la cantidad de robos de vacunos que se han estado realizando en la zona rural, como también por los efectos de la sequía que no permite la existencia de pastos abundantes. Además, está influyendo la presencia del león de montaña que ha estado atacando el ganado”, expresó. 

Con respecto a la cantidad alcanzada durante el 2019, el médico veterinario indicó que se alcanzó a intervenir la cantidad de dos mil 150 vacunos y caballares, la mitad de lo que se hacía en años anteriores, manteniéndose con ganado los sectores precordilleranos como Corral de Pérez, Monte Oscuro y Los Cipreses.

EL PUMA

Destacó Bordachar que “en el caso de Los Cipreses, en la precordillera curicana, donde existía mucho ganado caprino, solo está quedando un escaso 10 por ciento a causa de los pumas, el león chileno que recorren estos lugares buscando alimento, como también por la acción de los pumas de “dos patas”, ladrones de ganado, que han estado causando mucho perjuicio”, denunció el médico veterinario.

En relación a los grupos de pequeños y medianos ganaderos que son atendidos en la comuna de Curicó, el profesional veterinario, manifestó que de 15 agrupaciones que se tenían ahora solo quedan ocho que se siguen atendiendo por parte del departamento agropecuario.