Cinco personas fueron detenidas por conducir en estado de ebriedad

0
355
Los controles se llevaron a cabo de forma aleatoria” a fin de poder detectar la presencia de conductores “que pudieran estar bajo la influencia del alcohol”, “en estado de ebriedad” o bien “bajo la influencia de sustancias prohibidas”

Fiscalización de Carabineros. Se trata de controles que se efectuaron “de forma aleatoria”, en los principales caminos y rutas de la provincia de Curicó en el contexto del arribo de un nuevo año.

En el contexto de “las fiscalizaciones” y “los servicios preventivos” que efectuó carabineros, por el arribo de un nuevo año en las principales rutas y caminos de la provincia de Curicó, un total de cinco personas fueron detenidas, tras ser sorprendidas manejando sus respectivos vehículos en estado de ebriedad. 

Según lo dado a conocer por el teniente de Carabineros, Eduardo Oyarce, se trata de controles que se efectuaron “de forma aleatoria”, a fin de poder detectar la presencia de conductores “que pudieran estar bajo la influencia del alcohol”, “en estado de ebriedad” o bien “bajo la influencia de sustancias prohibidas”. 

En tal contexto, entre el 31 de diciembre y el 1 de enero, de un total de 890 controles, donde en 110 de ellos se llevaron a cabo exámenes de intoxilyzer, se estableció que “cinco personas” conducían sus respectivos vehículos en estado de ebriedad, quedando en calidad de “detenidas”. Por su parte, respecto a la única “fiesta masiva” que se llevó a cabo en la comuna de Curicó, tras su término no se reportaron “mayores incidentes”. 

BUENOS RESULTADOS

Si bien en términos generales, el trabajo de prevención ligado a tales controles dio “buenos resultados”, el punto negro de tal período correspondió al fallecimiento de un vecino oriundo de Los Niches (Luis Rubén Retamal Villagra de 72 años), quien la madrugada del 1 de enero fue embestido por un vehículo mientras se desplazaba en bicicleta a su domicilio, a la altura del kilómetro 9 de la ruta J-65. Sobre la responsable, se trata de una mujer cuya identidad permanece bajo reserva, quien tras enfrentar la justicia fue imputada por cuasidelito de homicidio y por fugarse y no prestar ayuda a la víctima, en el lugar donde ocurrió el fatal accidente. 

Debido a que dicha conductora “no estaba bajo la influencia del alcohol”, en definitiva, no quedó “tras las rejas”, debiendo cumplir medidas cautelares “alternativas” a la “prisión preventiva”, en específico, arraigo nacional y firma mensual.