Estudiantes curicanos irán de intercambio a EE.UU.

0
584

Ganadores. Se trata de Ingrid Mora y Pablo Otárola, recién graduados del Programa de Becas Access del Instituto Chileno Norteamericano de Curicó y que provienen del Liceo Bicentenario de Molina.

RAUCO. El programa Youth Ambassadors (Jóvenes Emba-jadores) es un programa de intercambio que financia la Embajada de EE.UU. y se desarrollará entre el 14 de marzo y el 1 de abril de 2020 en Estados Unidos y en el cual participarán, 13 jóvenes argentinos y 13 chilenos entre 15 y 18 años de edad. El pasado viernes 20 de diciembre se conocieron los nombres de los que postularon y entre ellos hay dos estudiantes, Ingrid Mora y Pablo Otárola, recién graduados del Programa de Becas Access del Instituto Chileno Norteamericano de Curicó y que provienen del Liceo Bicentenario de Molina.

El objetivo de este programa es desarrollar grupos de jóvenes en la región con un alto sentido de responsabilidad cívica, compromiso con el desarrollo de la comunidad, conocimiento de temas de actualidad y mundiales, sólida capacidad de liderazgo, buena predisposición para fomentar las relaciones entre jóvenes de diferentes culturas y religiones, además de fomentar el entendimiento mutuo, el respeto y la colaboración entre los Estados Unidos y América del Sur.

SEGUIMIENTO

Los participantes deberán desarrollar actividades de seguimiento a su regreso al país, que los ayudarán a mantenerse comunicados entre sí y a compartir sus experiencias e integrar el aprendizaje en su vida cotidiana en sus comunidades, ya que regresarán con nuevos conocimientos y herramientas para capacitar a otros alumnos líderes, a través de proyectos de servicio orientados a la comunidad. 

Dentro de los principales requisitos para ser partícipe de Jóvenes Embajadores son: ser estudiante de enseñanza media en colegio público o subvencionado, hablar inglés, tener promedio de notas igual o mayor a 6,0.

Pablo e Ingrid cuentan que haber participado del programa de becas Access del Instituto Chileno Nortea-mericano de Curicó, fue fundamental porque les entregó el inglés necesario para postular. Y como se trata de un programa integral, se sienten capacitados para hablar de temas culturales,  de la  contingencia, del cuidado del medio ambiente, bullying, etc.. Además cuentan con una rica experiencia en servicio comunitario.