Una noche excepcional

0
397

Así como están las cosas –y da bastante pena tener que reconocerlo– la presente “Nochebuena” que se vivirá al término de la jornada, este martes 24 de diciembre de 2019, en nuestro país, tendrá más de “noche” que de “buena”, por las razones que ya todos saben, conocen y tratan de entender.


Aún así y pensando particularmente en los niños y preadolescentes, en el 99 por ciento de los hogares, se tratará que esta, sea una noche “excepcional” en que la gente mayor recordará, con auténtica nostalgia, pretéritas Nochebuenas en que no parecían tan controversiales los versos de la canción tan típica e histórica que habla de esa “noche de paz, noche de amor” y en que “todo duerme alrededor” y que inspiró a Franz Gruber que la creó pensando en el Nacimiento del Niño Jesús.


En estos días previos, en nuestra región y como seguramente ha ocurrido en todo el país en general, el ambiente ha parecido existir el mismo ánimo y ambiente de siempre –desde el punto de vista material y acostumbrado– con miles de personas repletando las calles y el comercio especialmente con el propósito de comprar regalos, lo que en el fondo no está mal, pero que no refleja la esencia misma de esta fiesta tan especial y singular para el mundo cristiano.


La Conferencia Episcopal de Chile ha emitido un comunicado en el que dice: “Invitamos a vivir este acontecimiento en el calor de nuestros hogares, con el abrazo de nuestras familias y ser promotores de confianza, de contención y de fraternidad”.


Aludiendo a la realidad actual del país, señala que “para nosotros, los que vivimos en Chile, esta nochebuena será distinta, pues todo parece cambiar. Un gran clamor popular se ha levantado a lo largo de nuestro país que pide y exige que no haya más abusos, que la escandalosa desigualdad económica y social vaya desapareciendo y que todos tengamos acceso a un sistema de salud, educación y pensiones dignas, entre otras demandas”.