Pintan salas de pediatría del Hospital Regional

0
282

Proyecto. Contar historias se vuelve más entretenido en la unidad pediátrica del recinto hospitalario, donde una artista visual, está pintando cuentos, las paredes para entregar alegría a los niños y niñas.

TALCA. Más allá de los beneficios que entrega estar en un ambiente agradable, los niños y niñas de la unidad de Pediatría del Hospital Regional están contentos, por cómo están quedando las salas médicas donde se olvidaron del tradicional blanco y las están llenando de colores.

A partir de ahora contar una historia es más entretenido porque les han agregado imágenes, pero no en una hoja de un libro sino que en las paredes.  Esto se debe al proyecto de la artista visual Claudia Troncoso que está decidida a transformar la unidad de Pediatría del Hospital Regional.

La artista explicó que “ha sido increíble, porque cuando entro a la sala siempre ellos (niños y niñas) están con otra disposición, están adoloridos, están pensando en todo lo que les está pasando, con miedo, estresados y empiezo a dibujar y trato de no intervenirlos mucho ni de presionarlos a nada. Solos empiezan a preguntar que estoy haciendo, yo les empiezo a contar y se empieza a dar una dinámica preciosa ,donde ellos (niños y niñas) se empiezan a olvidar un poco del dolor y empiezan a preguntar de todo y les ofrezco en un minuto cuando los veo muy interesados a, que quieran pintar conmigo y la mayoría obviamente dice que sí”.

UN LIBRO DE CUENTOS

La intervención ha permitido hasta ahora convertir en un libro de cuentos dos salas y la unidad de urgencia pediátrica del recinto hospitalario. Lo que ha sido posible con el apoyo desinteresado de distintas empresas que han aportado con recursos para plasmar los cuentos en las paredes.

La jefa de la Unidad de Pediatría del Hospital Regional, doctora Mónica Donoso, sostuvo que “creemos primero que es una iniciativa importante para invitar a la población a tener un ambiente más acogedor, a acortar la estadía de los niños y niñas porque se ha visto en otras experiencias en el mundo que tener estos ambientes más amigables hace que los niños y niñas tengan menos estrés durante la hospitalización, menos estrés post traumático de la hospitalización e incluso acorta la estadía”. 

Ser parte de este proyecto y contribuir a que más salas se llenen de colores es fácil, solo deben hacer su aporte a la Unidad de Acompañamiento espiritual del Hospital Regional de Talca, Rut 65.178.716-5 en la cuenta Vista del BancoEstado 435-7-159261-5, de esta manera  otras salas podrán contar cuentos e historias.