En el umbral de un verano extremo

0
537

Hasta hace algunas décadas no era posible predecir las condiciones climáticas con mucha antelación en determinadas zonas del planeta, pero los avances en materia de estudios e investigaciones climáticas y meteorológicas, han llegado a tal magnitud que  hoy se puede incluso trazar pronósticos a largo plazo.

Naturalmente esto es posible también porque juegan otros factores que hablan de la inconsciencia y falta de espíritu previsor del ser humano, sumado a la ambición por acumular riqueza, sin pensar en el daño –al punto de lo irreversible– que le estamos produciendo a la naturaleza que ya nos viene “avisando” de manera elocuente sobre la verdadera tragedia ecológica que se nos viene encima.

Cuando estamos a un par de días para que se inicie el ciclo de verano en nuestra zona, ya sabemos que las temperaturas podrían llegar a extremos que pueden poner en riesgo la propia salud humana.

Y como muestra, ahí está la cantidad de muertes que se registraron en otros países por las increíbles ondas de calor que en algunas ciudades llegó casi a derretir los semáforos y no es broma.

Por otra parte, las altísimas temperaturas hacen que la sequía se agudice y de ahí a los incendios forestales hay solo un paso.

La Región del Maule es muy sensible en este sentido y en la parte final del ciclo primaveral, se han presentado algunos focos muy amenazadores pues no hace mucho hubo algunas emergencias en la comuna de Vichuquén, siendo una de las más graves la que se concentró a pocos metros de la Laguna Torca.

El director provincial de Emergencia y Protección Civil, Antonio Paz, puntualizó que la superficie afectada fueron solo dos hectáreas y media, pero lo grave fue que estuvo en peligro una reserva nacional. 

Paz reiteró el llamado a la población a evitar conductas irresponsables que pueden provocar un incendio e invitó a los lugareños y a los turistas a tomar todas las medidas para cuidar los entornos naturales y prevenir los siniestros forestales.