Fin de año más austero

0
512

Con todo lo que ha ocurrido en el país desde el 18 de octubre, cuando el Estallido Social se tomó todos los escenarios y temas de conversación, han salido propuestas y llamados para vivir unas fiestas de fin de año más austeras, organizando reuniones familiares más sencillas y con menos gastos, en muchos casos para ser consecuentes con el momento que vive Chile y otros porque simplemente no puedan con los recursos para organizar algo más grande.  

Cuando estamos a pocos días de Navidad, se han multiplicado los mensajes que llaman a regalar cosas hechas a manos, entre las mismas familias o amigos, o regalar momentos de compartir, contrario a la tradición consumista que hace que muchas personas gasten lo que no tienen o se endeudan por meses para entregar costosos regalos que finalmente no refleja el cariño que se puede tener por la otra persona. 

La Dra. Sandra Castro, académica de la Escuela de Educación Parvularia de la Universidad Católica del Maule manifiesta que “esta Navidad, puede ser un ejemplo de una instancia de compartir y vivir un momento de unión familiar, los adultos somos modelos, no nos excusemos de lo poco que podamos ofrecer a nuestros seres queridos, centrémonos en el sentido de la Navidad, la época del año que destaca por la alegría y la felicidad de estar juntos y de comunicar el cariño y amor que nos tenemos como familia”.

“Apostemos este año por algo deferente y que nos reporte ganancia en los vínculos afectivos con nuestros hijos e hijas. No elijamos juguetes que coarten la creatividad, más bien propiciemos que aprendan a vivir con menos recursos y a aprovechar más lo que ya tienen. Mostrémosles a que no solo recibir juguetes durante esta celebración les permitirá experimentar el jugar, sino que sean capaces de jugar y compartir momentos y no intercambio de regalos”.