Presidente de la Cámara de Comercio espera que acusación a empresario “no repercuta” en el gremio

0
595

Postura. “Cuando se acusaba a un militar y se denostó al Ejército, espero también que ahora que es un empresario, no repercuta esa acusación en los empresarios”, dijo al respecto, Víctor Dacaret.

Curicó. El presidente de la Cámara de Comercio de Curicó, Víctor Dacaret, señaló que espera que la acusación que pesa sobre el empresario Francisco Fuenzalida Calvo (60 años), quien fue formalizado por el homicidio de José Miguel Uribe Antipani, “no repercuta” sobre las personas que integran dicho ámbito o gremio. 

Junto con lamentar aquel hecho en lo particular, es decir, la muerte del joven de 25 años, Dacaret agregó que la idea es que no se repita lo que sucedió con el anterior sujeto que también fue formalizado por el citado delito, es decir, el soldado Juan Carlos Jesús Reyes, quien recuperó su libertad tras permanecer algunas semanas bajo la medida cautelar de prisión preventiva. 

“Cuando se acusaba a un militar se denostó al Ejército; espero también que ahora que es un empresario, no repercuta esa acusación en los empresarios. Hay una cosa puntual, hay un hombre que se extremó y cometió el delito. La justicia verá ahora qué es lo que hace con él”, dijo. “Estamos criticando la violencia, de cualquier parte que venga. La justicia tiene que hacer su trabajo”, acotó. 

PERITAJES

En el contexto del denominado “Estallido Social”, la noche del 21 de octubre pasado, mientras participaba en una manifestación a un costado de la Ruta 5 Sur frente a Curicó, José Miguel Uribe Antipani cayó abatido tras recibir un disparo con un arma de fuego. 

Cabe recordar que tras una serie de peritajes, se estableció que la lesión que le costó la vida al citado joven “no era compatible con un fusil de guerra”. Por lo mismo, la Fiscalía optó por modificar la acusación sobre quien, en una primera instancia, fue sindicado como el responsable, siendo ahora formalizado por “disparos injustificados”. 

Durante la semana pasada, tras una audiencia que se realizó en el Juzgado de Garantía de Curicó, el Ministerio Público acusó al empresario Francisco Fuenzalida Calvo por el homicidio de José Miguel Uribe Antipani, además de porte ilegal de arma y daños, fijando de manera inicial un plazo para la correspondiente investigación de seis meses.

CAMIONETA ROJA

Antes de ser formalizado por homicidio, el empresario (ligado al negocio de las maquinarias y el movimiento de tierras) ya se encontraba cumpliendo la medida cautelar de prisión preventiva, pues en la misma jornada en que falleció Uribe, habría herido con una pistola de 9 mm. a tres manifestantes en la Alameda de Curicó. 

Posterior a ese incidente, Fuenzalida se habría trasladado en su camioneta roja Toyota Hilux de doble cabina hasta la Ruta 5 Sur, llegando poco después de que se retiraran los militares del sector, según conductores que se encontraban detenidos por barricadas. Los mismos testigos aseguraron a la Fiscalía que “un hombre al interior de una camioneta roja” realizó diversos disparos. De hecho, uno de ellos dijo que vio caer herido a Uribe tras uno de los tiros.