Solucionan escasez y mala calidad del agua en apartada localidad

0
569

Programa “Desafío Agua”. Vecinos de Lagunillas de San Pedro están felices con proyecto impulsado por empresa forestal Arauco y que les permite contar ahora con agua potable y en abundancia.

CONSTITUCIÓN. Lagunillas de San Pedro es un villorrio rural de Constitución, ubicado a unos 30 kilómetros al sur este del centro de la comuna, y que tras varios años de deficitaria provisión hídrica, hoy por fin cuenta con abundante abastecimiento de agua y potabilizada, gracias a un proyecto impulsado por empresa Arauco a través de su programa “Desafío Agua”.

Esta localidad está compuesta por una veintena de casas, una escuela básica rural, una posta, una sede vecinal y una iglesia. A ella se accede por la M-50 y después por un camino forestal. El sector es conocido también por la Fiesta del Mote con Huesillos, que cada 5 de enero se realiza en el lugar, concitando la entusiasta participación de lugareños y de cientos de visitantes.

Sin embargo, la escasez de agua y su mala calidad, era el gran problema que a diario y durante décadas, tuvieron que enfrentar sus habitantes. En ocasiones, esta situación se tornaba crítica, al punto de que las clases en la escuela básica rural “Carabinero Miguel Faúndez Morales” -hoy de solo nueve alumnos-, debían ser suspendidas y de acuerdo a los testimonios de los lugareños, podían pasar varios días y hasta semanas sin el vital elemento.

Según el relato de los propios vecinos, el agua obtenida de una noria a veces tenía un color café o verdoso y atribuyen casi a un milagro no haberse enfermado gravemente de salud.

SOLUCIÓN HÍDRICA

Pero la pesadilla terminó para los habitantes de Lagunillas de San Pedro. Actualmente tienen agua potable y en abundancia, lo que impacta positivamente en su calidad de vida. Este mejoramiento es gracias a un proyecto impulsado por la empresa Arauco y ejecutado en tan solo algunos meses, a través de su programa “Desafío Agua”, contratando para ello a la consultora Visiona.

La principal problemática detectada fue que el agua que había era insuficiente y de mala calidad, ya que no estaba potabilizada, y solo se estaba usando una de las dos norias del sector.

Además, el estanque original de cuatro metros cúbicos estaba en una torre deteriorada, con riesgo de derrumbe y que también dificultaba la mantención.

La ejecución del proyecto de solución significó aumentar y mejorar la capacidad de captación de agua de las dos norias, automatizar el uso de bombas para hacerlas eficientes, instalar un estanque nuevo y de mayor almacenamiento y dotar de sistema de filtrado y cloración. Todo esto permite tener hoy una capacidad de entrega de agua potable de hasta tres litros por segundo a los habitantes de Lagunillas, lo que es mucho más que suficiente para satisfacer las necesidades del lugar, considerando que antes disponían de hasta 0,1 litros por segundo y de deficiente calidad. Llevado a metros cúbicos, antes alcanzaban hasta nueve metros cúbicos por día y hoy disponen de hasta 10 metros cúbicos a la hora.

Pero esto no es todo, pues la solución entregada también consideró cercar los lugares de instalación para evitar el ingreso de animales, e incorporar energía fotovoltaica para el funcionamiento del sistema, con lo cual además se genera un ahorro para la junta de vecinos del lugar.

ZONAS RURALES

El problema del agua en Lagunilla refleja en gran medida lo que está pasando especialmente en zonas rurales a raíz de los efectos del cambio climático y constantes y extensos periodos de sequía. De ahí entonces la importancia de este proyecto de solución hídrica ejecutado por Arauco y que tuvo su origen en una solicitud expresa de ayuda por parte de los habitantes de Lagunilla. 

Nelson Bustos, subgerente de Asuntos Públicos de Arauco, explicó cómo se gestó este proyecto hídrico. “Los vecinos nos plantearon una dificultad grave, que era el agua. Y más que la cantidad era la calidad del agua. Lo que hicimos fue ponernos en contacto con el equipo de Forestal Arauco a cargo del programa Desafío Agua, ellos hicieron una evaluación y en seis meses ya tenemos la solución. Estamos muy contentos porque con esto buscamos mejorar la calidad de vida de las personas”, dijo.

Esta ayuda también es valorada enormemente por el propio alcalde de Constitución, Carlos Valenzuela. “El gran problema era el agua y en esta época y en enero ya estábamos en crisis y que se haya hecho este proyecto me parece notable. De verdad se agradece porque va en directo beneficio de la calidad de vida de las personas. Es vital”, señaló.

“DESAFÍO AGUA”

El programa “Desafío Agua” es una iniciativa impulsada por Arauco, desde hace unos cinco años, para ayudar a dar respuesta a las necesidades que experimentan comunidades entre las regiones de Maule y Los Ríos. A la fecha, se han concretado 131 proyectos vinculados al financiamiento de distintas soluciones colaborativas de infraestructura, obras civiles y estudios de factibilidad, en un total de 44 comunas, y que han permitido el acceso de agua potable a 27 mil personas.

La sinergia entre el sector público y privado y el protagonismo de las comunidades, en generar sus propias soluciones han sido clave en la concreción de los proyectos. 

En el caso del Maule, algunos de los proyectos impulsados son nuevas punteras en Sauzal, comuna de Cauquenes; estudio hidrogeológico en Tanhuao, en Pencahue; rehabilitación de punteras y el sistema de tratamiento de la Escuela de Cabrería, en Cauquenes; mejoramiento del sistema de agua potable en Lora, comuna de Licantén; proyecto de agua potable en la Escuela Gabriela Mistral de Chanco; y el diseño de una nueva captación para la localidad de Pellines, en Constitución, entre otras iniciativas.