Preocupa cierre de locales comerciales en Curicó

0
7332
Al cierre de locales se suman los rayados y destrucción de señalética y mobiliario que se ha producido por toda la ciudad.

Valentina Bravo, presidenta de Fedemaule. “Lamentamos el cierre de estos negocios ya que se está generando un grave daño a muchas familias curicanas, lo que es más triste aún en esta fecha cercana a Navidad”.

CURICÓ. La presidenta de la Federación del Comercio Detallista y Turismo del Maule (Fedemaule), Valentina Bravo, expresó su preocupación por el alto número de locales comerciales que han cerrado sus puertas tras el estallido social que se inició en el mes de octubre. 

Se estima que alrededor de doce locales del sector céntrico, han dejado de funcionar, lo que está generando el cese de funciones de sus empleados. Esta situación preocupa bastante a la dirigente gremial ya que son muchas las personas que están quedando cesantes.

“Lamentamos el cierre de estos negocios ya que se está generando un grave daño a mucha familias curicanas, lo que es más triste aún en esta fecha cercana a Navidad”, precisó Bravo, quien aprovechó de convocar a las autoridades a priorizar el comercio establecido.

“Se debe dar la seguridad a quienes tienen sus locales  con patentes y cumplen con todas las exigencias del municipio”, señaló.

También la dirigente expresó que existe una falta de empatía importante entre los seres humanos ya que se está perjudicando a un número importante de familias curicanas.

MEDIDAS

También la dirigente gremial se refirió a algunas de las medidas que ha echado a andar el Gobierno con el objetivo de reactivar las micro y pequeñas empresas. Entre las cuales se encuentra solicitar la devolución anticipada de la renta a las Mypes que sufrieron pérdidas en octubre, facilidades en el pago del IVA de los meses de octubre, noviembre y diciembre; además, de acceso a mejores créditos del BancoEstado.

A estas se agrega el régimen especial de donaciones para Pymes por un período de 18 meses.

Al cierre de estos locales, que ya es una gran pérdida para la comuna, se suman los rayados que se han realizado por toda la ciudad y que considerará millones de pesos para mejorar el aspecto de Curicó, sin mencionar la destrucción de señalética y mobiliario público y privado.