Civil es apuntado como el presunto responsable de muerte de joven

0
367
Civil quedó en prisión preventiva por seis meses más.

Audiencias. En tanto, militar acusado injustamente del homicidio fue reformalizado por usar su arma, recuperando de paso su libertad.

CURICÓ. Una larga jornada se vivió ayer en el Tribunal de Garantía de esta ciudad relacionada con la muerte del joven, de 25 años, ocurrida el 21 de octubre pasado a la altura del kilómetro 187 de la Ruta 5 Sur en el marco del estallido social.

Poco menos de una hora duró la primera audiencia que tuvo como protagonista al cabo segundo Juan Carlos Reyes, quien abandonó caminando el edificio de tribunales luego de que el Ministerio Público solicitara dejar sin efecto la investigación en su contra por el homicidio de José Miguel Uribe Antipani. Se determinó que el mortal disparo lo hizo un civil y no el uniformado, quien estuvo alrededor de 50 días en prisión preventiva. Sin embargo, el militar fue reformalizado por el delito de “disparo injustificado de arma de guerra”. La Fiscalía estima que no debió hacer uso de un fusil con una bala real, pues la comuna no estaba en estado de excepción. Esa tesis fue rebatida por Rodrigo Flores, abogado del soldado, quien argumentó que su defendido actuó, porque “había un peligro inminente de la integridad física del militar y sus compañeros”, quienes fueron atacados con piedras y palos. “Tenemos que analizar el contexto en el cual se realizan los hechos y en el cual se encontraban ellos”, acotó. El profesional esperaba que se debatiera sobre sobreseimiento definitivo de la causa, la cual será analizada en una nueva audiencia fijada para el 3 de febrero, a las 11:00 horas.

LA CAMIONETA ROJA

La Fiscalía está acusando de tres delitos a Francisco Fuenzalida Calvo, siendo el principal su presunta autoría en el disparo que le quitó la vida al joven curicano la fatídica noche del lunes 21 de octubre pasado. Además, se le formalizó por porte ilegal de arma de fuego y por daños a un vehículo de una empresa que resultó con dos impactos de bala y que situarían al hombre en el sitio del suceso.

El fiscal jefe de Curicó, Miguel Gajardo, señaló que hay pruebas contundentes de la participación del imputado, quien se movilizaba en una camioneta roja doble cabina, sindicada por varios testigos claves que lo sitúan en la carretera. “Hay antecedentes técnicos, científicos y diversas declaraciones. Fueron elementos fundamentales la recuperación de dos balas en dicho vehículo  (que resultó con dos balazos) que permitieron vincular al imputado como autor de estos hechos”, apuntó. Esa tesis fue rechazada por Mauricio González, abogado del imputado, quien criticó el actuar del Ministerio Público. “Nos queda absolutamente claro que esto fue para quedar bien ante la opinión pública con una opción de transparencia, de aparecer con un culpable y no quedar con una imagen de que durante 50 días sostuvieron la culpabilidad de una persona que era inocente”, acotó. El profesional criticó el recorrido que habría realizado su representado y que fue exhibida por el fiscal Gajardo, pues muestra solo fotografías de cámaras de seguridad. “No muestran los videos porque no le conviene al Ministerio Público porque en ninguno puede ser identificado nuestro cliente”, sostuvo.

Fuenzalida Calvo quedó en prisión preventiva por los próximos seis meses, tiempo decretado para la investigación del homicidio y por su responsabilidad en el baleó de tres jóvenes la misma noche en el sector de la Alameda Manso de Velasco.

“ES DEMASIADO CONFUSO”

En ambas audiencias estuvieron presentes los progenitores de José Miguel Uribe. Terminada la jornada, el padre del joven se retiró rápidamente del tribunal, pero la madre, Jacqueline Antipani, alcanzó a decir que no estaban conformes con las novedades de este caso. “Solo esperar que se esclarezca como corresponde. Es demasiado confuso, no estamos de acuerdo, pero vamos a ver qué pasa más adelante. Esperamos que se sigan las investigaciones”, indicó. Consultada si cree en la culpabilidad del civil detenido, puntualizó que “para nada” e insistió en que un militar habría matado a su hijo, según informaciones que manejarían con testigos presenciales.