Deterioros en la Alameda Manso de Velasco requieren de pronta reparación

0
670
El busto de Mahatma Gandhi, pensador indio que prefirió el camino de la no violencia fue blanco de la furia.

Tradicional paseo de los curicanos. Los monumentos históricos y culturales han sido los más afectados.

CURICÓ. Una de los espacios públicos más dañados por los descolgados de las recientes manifestaciones ha sido sin lugar a dudas la Alameda Manso de Velasco, paseo preferido por los curicanos para pasar momentos de esparcimiento, especialmente con los niños y adultos mayores.

Los daños provocados por grupos que han preferido la violencia para expresarse, se han centrado principalmente en las bancas de cemento que no obstante el gran peso que tienen, han sido desplazadas de sus ubicaciones y algunas desaparecidas o destruidas.

A lo anterior se suman las señalizaciones arrancadas, butacas de la multicancha de población Caupolicán destrozadas y si se considera los daños anteriores a las protestas como módulos de escalamiento sin sus mallas y desaparición de algunos columpios, el panorama se presenta muy desolador y requieren de urgente reparación.

MONUMENTOS

Uno de los atentados más recientes son los rayados y deterioros de los monumentos históricos, artísticos y culturales que se suman a las anteriores destrozos de los bustos de los Premios Nobeles de Literatura Gabriel Mistral y Pablo Neruda.

Entre los rayados que hablan del espíritu violento y de enajenación, son los que han afectado a los bustos de Cristóbal  Colón, el visionario marino genovés considerado como el descubridor de América.

A el se suma los daños provocados al fundador de la Fuerza Aérea de Chile, comodoro Arturo Merino Benítez y como si esto fuera poco el gran daño provocado al busto de Mahatma Gandhi, abogado, político y pensador indio del siglo XX, defensor de los derechos humanos que prefirió la lucha no violenta para buscar una sociedad más igualitaria en sus tiempos y que fue asesinado pero que logró imponer el movimiento pacífico para lograr la independencia de la India del dominio británico.

Mucha gente se pregunta, ¿cómo el busto de un pensador y luchador que cambió las protestas políticas por las manifestaciones no violentas para lograr resultados positivos, ha sido blanco de estos deleznables atentados? Para esto, simplemente, no hay respuesta.