Comenzó preparación de juicio por femicidio en Romeral

0
372
El acusado había sido denunciado pocos días antes del crimen.

Condena. Fiscalía y parte querellante piden presidio calificado para el imputado, quien se encuentra en prisión preventiva.

CURICÓ. En el Tribunal de Garantía de esta ciudad, las partes entregaron documentación sobre este caso que conmovió a la comuna de Romeral. El protagonista de esta historia es Francisco Javier Pinto Pino, quien el 9 de octubre del año pasado, alrededor de las 18:30 horas, le quitó la vida a su conviviente María Bernarda Cuevas Sandoval, a quien degolló en plena vía pública con un  cuchillo de 32 centímetros de largo. El crimen se registró en calle Volcán Peteroa con Villa Los Andes, donde el acusado atacó por la espalda a la mujer. 

Tras eso, el hombre escapó del lugar, pero fue detenido por civiles que presenciaron el femicidio. En tanto, debido a la gravedad de las heridas, a la víctima sufrió un shock hipovolémico debido a heridas penetrantes en el rostro, lo que produjo laceración de músculos, lengua, paladar blando derecho y tejido celular subcutáneo, herida penetrante en cuello lateral derecho y anterior que produce sección de vena yugular externa derecha, lesiones que le quitaron la vida.

PRUEBAS

El encargado regional de violencia extrema del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, abogado Carlos Rosas, señaló que pedirán una alta condena para el acusado. El profesional dijo que en la audiencia de ayer se determinaron “los medios de prueba que el Ministerio Público y nosotros como querellantes vamos a aportar al juicio, además de los testigos y de la pena que estamos solicitando”, apuntó. 

El funcionario de Gobierno apuntó que ya están todas las pericias realizadas y que estaría acreditada la participación del hombre en el femicidio. Se está pidiendo presidio calificado (40 años de cárcel), tomando en cuenta el mal causado”, indicó.

Se espera que el juicio se lleve a cabo a fines de enero o principios de febrero y se extendería al menos tres días, pues hay una veintena de testigos dispuestos a declarar en estrado