No es la primera vez

0
591

Esta semana Curicó vivió una situación de violencia, que causó incluso terror en muchas personas. Un hecho que algunos pensarían que fue sacado de los noticieros de Santiago. Pero no, eso pasó acá.

Para conocer un poco el contexto, recordemos que el día martes, un hombre de 34 años murió por un disparo en la cabeza en el sector surponiente de la ciudad. A cargo de la investigación quedó personal de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones. 

Luego de eso, el miércoles se registraron lanzamientos de fuegos artificiales en un par de puntos en Curicó, causando el temor de las personas que viven cerca de estos lugares.

Pero fue el jueves de esta semana cuando la comunidad local sintió el verdadero temor, cuando en pleno traslado del féretro hasta el cementerio, un grupo de personas que se trasladaban frente a la carroza se detuvo en algunas esquinas de avenida Camilo Henríquez para efectuar múltiples disparos al aire.

Si bien hace algún tiempo ocurrió algo remotamente similar en la ciudad, nunca antes se había visto este nivel de violencia en un funeral, de esos que algunos llaman “funerales de alto riesgo” o que incluso en las redes sociales muchos han llamado “funeral narco”.

Durante todo el trayecto, las personas que caminaban por el lugar o se trasladaban en sus vehículos no podían creer lo que pasaba, y con temor trataron de alejarse de la situación.

Es verdaderamente preocupante que este tipo de hechos ocurran en una ciudad que, hasta hace poco, considerábamos como “tranquila”.

Pero lo que más preocupa e incluso ha causado indignación, siendo tema a nivel nacional, es la nula presencia de personal policial, ni de Carabineros o de la PDI. Las críticas explotaron en las redes sociales y han sido autoridades locales las que han visibilizado la falta de coordinación que existe entre instituciones que deben velar por la seguridad de la comunidad.  

Lamentablemente, hubo muchas personas que fueron testigos de este “funeral de alto riesgo”, personas que sintieron un temor real. Entonces aquí alguien tiene que dar una explicación, porque este tipo de hechos no se pueden volver a repetir, ni aquí ni en ninguna parte del país.