“Nos vamos dolidos, sorprendidos e impactados”

0
600

Empatía. No quiso referirse a la llegada de Larcamón, prefiriendo desear lo mejor al club y apuntando dardos a la directiva curicana. “Creemos que las personas pueden equivocarse, pero también pueden revertirlo en las futuras relaciones” señaló Vilches, mientras su ayudante César Lagos, recalcó que “fue un golpe duro, un balde de agua fría”. 

CURICÓ. Instalado en Santiago, Hugo Vilches y su cuerpo técnico buscan lavar las heridas que generó su salida de Curicó Unido. “Nos vamos dolidos, sorprendidos e impactados por una decisión que consideramos abrupta”, dijo Vilches a la distancia en conversación con diario La Prensa y agrega que “veníamos con mucha ilusión, pensábamos que teníamos la credibilidad, estos momentos en el fútbol no son gratos y se sacan aprendizajes, pero me voy con el cariño de la gente en la calle, tuvimos la valentía de asumir el desafío y hay un sinsabor por la forma de hacer las cosas” señala el ex DT albirrojo. 

Respecto a la llegada del nuevo técnico a Curicó Unido, Vilches prefiere no referirse ni al nuevo DT ni a la forma de su arribo al club. 

Tras un largo silencio, señala: “No tengo ningún comentario acerca de eso, ni a la forma de la llegada ni sobre el técnico (Larcamón), se sacan conclusiones y las personas se ven más allá de lo que uno habitualmente aprecia” lanza el entrenador.  

CON ROL SOCIAL

Sobre su salida y los argumentos planteados, Vilches comentó que “es muy difícil que me evaluaran desde lo futbolístico, jugamos solo un partido, pero habíamos cimentado el piso para la próxima temporada, pero no se pudo concretar nuestra idea, la evaluación la hacen los que son responsables del club, tengo agradecimientos por la persona que me trajo al club, pero las autoridades hacen las evaluaciones” reconoció Vilches, quien lamentó que el presidente de Curicó Unido, Freddy Palma no se acercara a comunicarle ni hablar sobre su salida: “Recibí una notificación que no fue cara a cara y luego conversé con Carlos (Bechtholdt) que es el único con quien tuve contacto. Me quiero quedar con que no estaban convencidos con nuestra llegada al equipo y eso provocó la salida ahora al término del torneo, pero el fútbol tiene un rol social y hay que tener sensibilidad en los procesos con personas, hay que tener empatía en los grupos humanos para comunicar por ejemplo a los jugadores que no continúan en un proceso, hay que ir de frente y decirlo, en la sociedad en general debe ser así, de estas cosas que suceden en el país debemos aprender y mejorar porque son cosas que pasan en muchos trabajos distintos al fútbol” apunta Vilches, activo en las marchas del reciente estallido social. 

“Yo tengo una mirada humanista y social que no tiene que ver con una manifestación política, yo me manifesté en las calles por la empatía con las personas que reclaman sus justos derechos y prefiero no creer que se pensaron cosas negativas”. 

A la hora de su adiós y señalando que ahora busca club donde continuar su labor ligada al fútbol, Hugo Vilches señala tras su salida de Curicó que “la persona se hiere porque nos entregamos con honestidad a un proyecto que creíamos, nosotros estábamos entusiasmados con llegar a un nivel internacional, veíamos la opción de renovar el plantel y queríamos  ser parte de esa nueva historia, pero no se pudo y a Curicó le deseo lo mejor, no guardo ningún rencor en mi corazón, creemos que las personas pueden equivocarse, pero también pueden revertirlo en las futuras relaciones, en Curicó se inicia un nuevo proyecto y ojala se logren los objetivos planteados” cierra un herido y aún afectado DT.   

POR UN TRATO DIGNO

Junto con Hugo Vilches salieron de Curicó Unido su ayudante y analista técnico, César Lagos y el preparador físico Carlos Carreño. 

El primero de ellos, señaló también a diario  La Prensa que “hubo una falta de respeto hacia nosotros, como profesionales y como personas, nosotros veníamos preparados para la temporada 2020, teníamos los jugadores que queríamos, hicimos análisis y de pronto se nos avisa por teléfono, ni siquiera se nos acerca alguien a hablar, el presidente ni se despidió”, reconoce a la vez Lagos, quien agregó que “somos personas, merecemos un trato digno y no fue así, esto fue un golpe duro, fue un balde de agua fría, pero ya está, tendremos que salir más fortalecidos, el club debiese cambiar en la forma de hacer estas cosas, porque con la gente de la ciudad uno se da cuenta que es muy respetuosa y esta forma de actuar no es lo que representa la ciudad”, finalizó también dolido el ayudante de Vilches.