Diez personas egresan exitosamente de programa de tratamiento de Senda ejecutado por hospital regional

0
201
Egresados recibieron su certificación y reconocimientos de parte de autoridades del Senda.

Trabajo. En el Maule existen 14 centros de rehabilitación, donde son atendidos cerca de mil 500 pacientes.

TALCA. Acompañados de familiares, cuyo apoyo resultó fundamental en este proceso, diez pacientes egresaron de manera exitosa de uno de los programas de tratamiento impulsado por el SENDA y que fue ejecutado por el hospital de esta ciudad.

La ceremonia se realizó en dependencias del Programa Ambulatorio Intensivo -PAI- dependiente del centro asistencial de salud y fue encabezado por el director regional del SENDA, Mario Fuenzalida, y el del hospital de Talca, doctor Alfredo Donoso.

Los pacientes decidieron de manera voluntaria someterse a un programa de rehabilitación por consumo problemático y durante el tiempo que asistieron al centro, participaron de un proceso de rehabilitación sistemático e integral, que consideró factores biológicos, psicológicos, sociales y de contexto, asociados al consumo de sustancias.

“El consumo de riesgo y abusivo de alcohol y otras drogas constituye un problema de relevancia para la salud pública del país, en tanto, aumenta la vulnerabilidad de las personas, familias y comunidades, profundizando las inequidades”, señaló Fuenzalida.

En la Región del Maule, hay 42 centros de tratamiento que junto a SENDA apoyan la rehabilitación de personas. Son mil 548 pacientes que asisten a dichos establecimientos públicos y privados, en régimen residencial o ambulatorio.

TESTIMONIO

Carlos, uno de los pacientes egresados y a nombre de sus compañeros, agradeció a familiares, al equipo de profesionales del PAI y al SENDA por el apoyo recibido para salir adelante, reinsertarse e iniciar una nueva vida. “Me encontraba perdido, sin rumbo y bloqueado espiritualmente. Sin el apoyo de mi compañera de vida, me habría sido difícil salir de todo esto. Logré darme cuenta que soy una persona y esa parte de mi vida, que ha sido vergonzosa, hoy es una fortaleza, porque ha sido un camino duro, largo, cansador y solitario. Pero la vida es bella, no sabes cuándo se acaba, hay que ser fuerte y valiente”.

“El tratamiento y la rehabilitación de personas con problemas de consumo de alcohol y otras drogas es posible y funciona. SENDA asume la responsabilidad de ofrecer tratamiento especializado y de calidad a toda persona que así lo requiera”, recalcó Fuenzalida, quien felicitó a los egresados por la voluntad y el esfuerzo realizado.