Caminos para un mejor desarrollo

0
528

El viernes recién pasado, autoridades provinciales y regionales visitaron las obras de mejoramiento de la ruta J-55 que conduce hacia Argentina. Todos concordaron con la importancia de pavimentar el camino sobre todo para aumentar el intercambio comercial con el país vecino. Sin duda que incrementando la calidad del asfalto habrá muchas más posibilidades de cerrar negocios y por supuesto, mejorar el turismo. 

Muchos habitantes de la puerta norte del Maule se trasladan a ciudades trasandinas como Malargüe, mientras que también hay argentinos que visitan nuestros encantos naturales como Los Queñes, el Radal Siete Tazas o la costa curicana. 

Si bien el tema económico es vital en los tiempos actuales, las autoridades destacaron un tema no menor que tiene que ver con la calidad de vida de los habitantes de Romeral. Cambiar de un camino de tierra a asfalto es un salto muy grande, pues en verano el polvo y el barro en invierno afectan mucho el traslado ya sea caminando o en vehículo. Por eso, con mucha alegría pobladores de localidades como Los Maquis y Los Queñes  viven en carne propia esos avances en infraestructura. La tarea ahora es seguir por esa senda de modernidad, no dormirse en los laureles, sino que seguir mejorando la conectividad y las condiciones de muchas familias que se dedican al turismo, especialmente, en la época estival. El alcalde de Romeral recordó que medio siglo se demoró terminar en óptimas condiciones el Paso Pehuenche. Ojalá que las mejoras en la precordillera curicana sean más rápidas. Voluntad y recursos económicos existen por el momento y aprovechando el estallido social, hay que emparejar la cancha en todos los niveles.