“A los carabineros nos duele que nos traten como si fuéramos responsables de las desigualdades”

0
2483

Autocrítica. Alto oficial admite que la institución no estaba preparada para enfrentar manifestaciones tan violentas.

TALCA. Dentro del contexto de las movilizaciones sociales, Carabineros ha sido blanco de críticas por su accionar al momento de enfrentarse con los manifestantes y neutralizar, de manera particular, a quienes cometen desmanes y vandalizan las ciudades. Incluso, el Instituto de Derechos Humanos ha presentado denuncias por presuntos tormentos, desnudamientos y uso desmedido de la fuerza. El jefe de la VII Zona “Maule” de la policía uniformada, general Héctor Salazar, enfrenta dicha situación y si bien sostiene que la institución tiene la moral en alto, reconoce que los policías están sufriendo, que sus familias han sido amenazadas y que injustamente se le está acusando.

CLIMA INTERNO

“Somos una institución permanente del Estado y todas estas generaciones que estamos actualmente en carabineros, nunca nos había tocado vivir una contingencia tan grande.  Esto partió el 18 de octubre en Santiago y se extendió al resto del país como un virus; nosotros estábamos haciendo labores preventivas y no estábamos preparados para hacer un control de orden público tan violento y nos tuvimos que reacomodar a estas funciones”, sostiene. Salazar resalta que carabineros está con una moral muy alta, “porque el carabinero es de mucho temple, pero sí estamos sufriendo porque somos parte de Chile y porque siento que las demandas de repente pasan como a un segundo plano y lo único es el ataque hacia carabineros; nosotros no somos los responsables de las desigualdades que reclama la gente y que pueden ser muy ajustadas, eso nunca lo hemos discutido, nosotros estamos para el orden público y cuando nos tratan de asesinos o de otras cosas, es como si nosotros fuéramos responsables de todas estas desigualdades y eso no es así”. El jefe regional de carabineros se lamenta que casi a diario hay incendios y saqueos a locales comerciales, “situación que afecta a miles de personas y no solo al dueño porque hay trabajadores y muchas Pymes van a tener que cerrar. Creo que hoy la gente tiene más temor que cuando solo teníamos delitos comunes y a eso estamos avocados todos los días y recibimos piedras, molotov y nosotros estamos controlando, resistiendo, con una cantidad importante de detenidos (670 personas, por diversos delitos)”.

ACUSACIONES DDHH

Respecto de denuncias por presuntas violaciones a los derechos humanos, el alto oficial asegura que carabineros tiene protocolos “y todo lo que tomamos conocimiento lo denunciamos. Cada vez que usamos nuestras armas antidisturbios se deja constancia y se denuncia su uso y cuando ha habido acusaciones o querellas, hemos puesto toda nuestra información a disposición del Ministerio Público para que se investigue. Estamos en un Estado de Derecho y los carabineros tienen un debido proceso y si tenemos que defenderlos lo haremos; los que tengan responsabilidades, porque se salieron de la línea doctrinal y legal, se tienen que responsabilizar, pero cuando son acusaciones falsas, tendremos que ejercer acciones judiciales y hay abogados que se han ofrecido para ayudar a los carabineros”. Agrega que el Instituto Nacional de Derechos Humanos u otros organismos no son jueces, porque es el Ministerio Público quien debe investigar, recabar todos los antecedentes y después señalar si hay responsabilidades o no.  “No vamos a esconder nada, están las evidencias y todo lo que podamos entregar y si hay algún error cometido por un carabinero en el ámbito de sus responsabilidades y obligaciones tendrá que responder legal y administrativamente, pero si no se establece eso y se falla a nuestro favor, también tenemos derecho a iniciar acciones judiciales contra esas personas que nos hicieron falsas acusaciones”.

DISUASIÓN

Salazar asegura que a carabineros legalmente no le han prohibido usar balines o lacrimógenas, aunque eso está restringido en el caso de marchas pacíficas. “A esas marchas no mandamos ni carabineros porque la gente marcha, presenta sus demandas y después se va. Pero también tenemos grupos que comienzan como marcha pacífica, pero terminan en la plaza destruyendo todo alrededor y es impresionante la violencia. Ahora todo es destruir y las demandas quedan en un segundo plano, es agresividad contra carabineros, nuestro actuar; nos tratan de asesinos, pero nosotros no hemos matado a nadie. De repente me desconcierta el actuar de estos jóvenes y de niños y me pregunto dónde están sus padres y si ellos aprueban esa forma de actuar”.

RELACIÓN

A pesar de las críticas y cuestionamientos de algunos sectores hacia el accionar de carabineros, el general Salazar cree no hay quiebre entre la comunidad y la institución, “porque hemos tenido un apoyo transversal en las comisarías, de personas individuales, juntas de vecinos, empresarios. Hay que entender que hay un grupo muy pequeño que está destruyendo y ese no es el país, porque la mayoría quiere progreso”.

DESEO

“Se aproxima Navidad, ojalá que como regalo traiga reconciliación y diálogo porque con destrucción no llegamos a ninguna parte”, expresa como deseo el uniformado.

“Estamos tranquilos que hemos actuado dentro de nuestro mandato constitucional, tratando se ser apegados a la ley. Llevamos más de un mes trabajando los mismos carabineros y podríamos estar destruidos moralmente y, tal vez, equivocándonos en los procedimientos, pero todavía seguimos enteros trabajando por la comunidad”.