Preocupación por presunto caso mortal de meningitis en empresa agrícola

0
909

Alerta. Secretaría Regional de Salud hizo exámenes a posibles nuevos contagios, pero resultados salieron negativos.

MOLINA. El Instituto de Salud Pública deberá confirmar la muerte de una trabajadora de la empresa agrícola Garcés, de 21 años, presuntamente por meningitis. El lunes pasado la mujer presentó síntomas asociados a esa enfermedad, por lo que fue llevada a un consultorio de Río Claro, donde tenía domicilio, luego fue derivada al Hospital de Molina y posteriormente al Hospital Regional, donde se constató su fallecimiento el miércoles pasado.

Tomando en cuenta la alarma pública que generó este caso, la seremi de Salud, Marlenne Durán, afirmó que se han tomado las medidas preventivas, sin encontrar nuevos contagiados. 

En ese sentido, precisó que se ha hecho un seguimiento a todo su entorno familiar y en la empresa. “Hemos monitoreado todo el entorno de la persona fallecida para descartar la presencia de más personas que pudieran haber estado contagiadas con la bacteria. Se realizaron todos los protocolos que corresponden, que en este caso es el bloqueo de todas las personas que pudieron estar en contacto cercano con esta paciente. Ella trabajaba en un packing en Molina y en el turno de ella trabajaban 600 personas más, por lo que ayer (jueves) se realizó el bloqueo a esas personas”, dijo.

LLAMADO A LA CALMA

La funcionaria de Gobierno precisó que hasta el momento no hay nuevos casos por presunta meningitis. La autoridad regional de Salud llamó a la gente que trabaja en la agrícola a mantener la calma, pues a su juicio, se han tomado los resguardos necesarios. En ese contexto, se trabajó en terreno y se aislaron las instalaciones donde trabajaba la mujer, para evitar problemas. 

“Consiste en darles un antibiótico para evitar que ellos puedan desarrollar la enfermedad. Eso se realizó todo el día (jueves). De toda forma, hubo dos personas que presentaron alguna sintomatología, fueron atendidas en el hospital, pero las dos fueron dadas de alta. Una tenía una cefalea y la otra una gastroenteritis y en el turno de hoy (ayer viernes), la verdad las personas que ingresaron tenían un poco de miedo. No son del mismo turno de la paciente así es que no tenían ningún riesgo”, apuntó. De hecho, Durán dijo que se les dio una charla para que estuvieran más tranquilas.