“Llevar 11 años en Francia, no es fácil”

0
100

Trayectoria. Un año duro pero con hartos triunfos, es el premio a una temporada 2019 con bastante éxito, la vivida en tierras galas por el ciclista curicano.              

Un cierre de temporada 2019 bastante exitoso, es el que tiene al ciclista curicano Cristóbal Olavarría Abarca, muy motivado y pensando en lo que viene para el 2020 junto a su equipo Bourg Ain Cyclisme en Francia. Entre sus mejores logros se mencionan los podios en el Grand Prix Charviev, Nandax, Saint Trivier, Chavagneux, Auvergne-Rohne Alpes, entre otros.

“Fue una exigente temporada; dura como es el ciclismo europeo, donde hay que llevar todo al detalle para poder estar lo más fuerte posible. Ha sido un buen año donde ya culminé mi onceava temporada en Francia. Me sirve también para ir aprendiendo cosas nuevas, tácticas de carrera y todas las cosas que me permiten aprender del ciclismo francés. Estoy feliz, llevar 11 años en Francia, no es fácil, pero a través de mis resultados que llevo durante todos estos años he podido seguir compitiendo allá. He vuelto a descansar a Curicó, a un período de descanso para poder recargar energías para volver mucho más fuerte el próximo año. 11 años no son fáciles de mantenerse en un país con un sistema muy exigente deportivamente”.

NO HA SIDO FÁCIL

“Claro, son once años que en un principio tuve que adaptarme a la cultura, al idioma, todo lo primordial para poder mantenerme allá, haciendo planes con los dirigentes, convivencia social , estadía, alimentación, no solamente estar encerrado en el departamento cuando no estoy corriendo, hay que estar atento a la vida cotidiana, y todo con esfuerzo, disciplina. Nuestra temporada ciclista empieza en febrero, marzo y abril que son meses muy fríos, cosa que nunca viví cuando estaba acá en Chile y tener que correr seis horas bajo la lluvia, competir con cero grado, son etapas difíciles lo que hace una temporada para un deportista en Europa, pero feliz de poder vivir esto, vivir el ciclismo de alto nivel. Soy un joven curicano exponente en el ciclismo francés”.

PROBLEMÁTICA

La Federación Ciclista de Chile fue desafiliada del COCH y suspendida de la Unión Ciclista Internacional, sin embargo, a Cristóbal Olavarría, no le atañe.

“Lamentable, son problemas que se veían venir. Todos sabíamos cómo funcionaba la Federación Ciclista de Chile, y respecto a la Selección, siempre lo he repetido que estoy disponible, pero es tema de la dirigencia que no se me incluya en ningún plan, anteriormente me financiaba los pasajes para venir a competir por Chile, desafortunadamente los medios no siempre están pero lo que es más preocupante que no hay interés de la dirigencia, además no soy el único que está corriendo fuera del país, también hay otros y fácilmente con nuestros resultados podemos integrar una selección nacional de primer nivel”. 

¿Cómo vives estos meses acá en Curicó?

“Ahora más que nada descansando porque anualmente corremos 25 mil kilómetros, que es bastante y el cuerpo queda muy cansado, fatigado por lo que esta estadía acá en Chile es de recuperación, descansar los músculos, la mente, recuperación de ligamentos, disfrutar la familia y desconectarme de todo sobre todo del ciclismo que lo llevamos al límite.

Efectivamente que estoy saliendo a entrenamientos suaves, compensatorios, poco a poco ir en aumento para después estar apto para volver a Francia y, desde febrero a septiembre no paramos compitiendo, por eso hay que ir paso a paso entrenando”.

¿Cómo está el equipo?

“Bien, soy el capitán de ruta de mi equipo, pero la verdad que necesito apoyo para poder mantenerme bien, hay muchos gastos que suplir, las fechas todas se van organizando con tiempo. Aprovecho de agradecer a todas las personas que han estado conmigo, a mi familia, el año pasado mi abuelo fue parte fundamental en mi estadía en Francia, la Municipalidad de Curicó, también me hizo un aporte para solventar parte de mis gastos de tubulares de las ruedas, 25 mil kilómetros al año son bastantes. Espero contar con apoyo para la próxima temporada, Raúl Narváez y Maderas Valdivia me aportaron para gastos que se agradece bastante”, cerró el mosquetero de la bicicleta.