Gremios del rodado reconocen que paralización es “inminente”

0
480

Postura. Dirigente Sergio Pérez Jara indicó que aquel paso se justificaría debido a que “las carreteras de Chile están siendo tomadas impunemente”, sin que el Gobierno pueda garantizar el “poder circular” por ellas de manera “libre y segura”. 

CURICÓ. A través de un comunicado, la Confederación Nacional de Transporte de Carga de Chile, CNTC, reconoció que producto del “actual escenario” por el que atraviesa nuestro país, la paralización de los gremios del rodado resulta “inminente”. 

El texto firmado por el propio presidente de CNTC, Sergio Pérez Jara, señaló que dicha paralización se concretaría “no porque la queramos, sino porque las carreteras de Chile están siendo tomadas impunemente por quienes quieren pararlas”, sin que a la fecha “quienes gobiernan” puedan ser capaces de garantizar el “poder circular” por ellas. 

“No venimos a pedirles protección policial. No venimos a pedirles que repriman. No venimos a pedirles organizar convoyes armados como solución. Es algo más profundo que eso, venimos a pedirles que no dejen de gobernar Chile, porque están a punto de hacerlo. Venimos a pedirles, respetuosamente, que asuman la responsabilidad para la cual han sido puestos por la ciudadanía en sus cargos”, agrega el texto. 

“Si los tres poderes del Estado no son capaces de garantizar los derechos básicos, como es la libre circulación por el país, la coerción habrá ganado y la democracia deja de existir en los hechos”, acota. 

DEFENSA 

De mantenerse el actual escenario, indica el texto, “cada uno deberá defenderse y defender lo suyo como pueda. La violencia se esparcirá sobre el país. Estamos a punto de que eso ocurra”.

De hecho, agrega, “ya ha comenzado a ocurrir. Gente pacífica y trabajadora comienza a organizarse para autodefenderse, porque el Estado no es capaz de defenderlo como persona, como trabajador ni como ciudadano”. 

Pérez Jara recalcó que aunque los camioneros tengan el más irrestricto deseo “de seguir trabajando”, en la práctica “se hace cada día más difícil transitar por las carreteras”, lo que ha generado que los camioneros se encuentren “absolutamente sobrepasados y agotados”. 

“La pérdida del control sobre carreteras y caminos es el comienzo del fin. La democracia no es capaz de resistirlo. Necesitamos que reaccionen. Si lo hacen, estaremos tras ustedes. No nos pidan que garanticemos nosotros, lo que solo ustedes deben y pueden garantizar”, subrayó. 

El dirigente reconoció que a la fecha, como gremio de transporte, han sostenido reuniones con representantes de todos los poderes del país, exponiendo cada uno de los anteriores puntos.