Una austera celebración

0
654

A la fecha más de 20 comunas del país han determinado cancelar el lanzamiento de fuegos artificiales y los eventos artísticos ligados al arribo del nuevo año. Aquel paso se explica ante el actual escenario “de incertidumbre” que presenta nuestro país, que no se condice con el desarrollo de actividades de tal naturaleza. En otras palabras, no están los ánimos para fiestas. Por lo mismo, tras el mensaje recogido desde la ciudadanía por quienes organizan aquel tipo de eventos, esta vez tales celebraciones tendrán un claro tinte de “austeridad”. 

A nivel de la Región del Maule, Talca, Curicó, Molina y Teno son algunas de las comunas que han optado por transitar en aquel camino, redestinando los recursos, que se iban a utilizar para tales eventos, a otro tipo de necesidades. De hecho, varias de tales medidas han sido incluidas en agendas de corte social que han sido dadas a conocer por los respectivos jefes y jefas comunales. En el caso de la capital regional, se informó que tras la suspensión del show pirotécnico, se entregará un total de siete mil canastas familiares, favoreciendo a vecinos en condición de vulnerabilidad. 

Por su parte, en Curicó con la suspensión del lanzamiento de fuegos artificiales que se lleva a cabo en el cerro Carlos Condell, se reasignarán tales recursos (23 millones de pesos) para la realización de una campaña denominada “Yo Adopto un Árbol”. “La idea es que cada familia se haga cargo de cuidarlos y podamos contar con 10 mil árboles en la ciudad”, indicó al respecto, el alcalde Javier Muñoz. A nivel nacional, entre los espectáculos de aquel tipo que fueron cancelados quizás uno de los más emblemáticos es el que desde 1992 se realiza junto a la Torre Entel. Se informó que los recursos serán destinados a ejecutar acciones sociales dentro de la propia comuna de Santiago.

En términos generales, tales medidas han generado positivos comentarios entre los propios vecinos, entendiendo el momento de crisis por el cual está atravesando nuestro país.