UCM tiene a 400 estudiantes que perdieron beneficio de la gratuidad por exceder duración de sus carreras

0
532

Rector. Diego Durán indicó que actual legislación, obliga a las instituciones a subsidiar lo que el Estado deja de aportar.

TALCA. Un total de 17 mil 310 estudiantes de educación superior han perdido el beneficio de gratuidad en Chile, por exceder la duración formal de sus carreras, situación que preocupa a los rectores de los planteles universitarios adscritos a esta política pública a la luz de los resultados analizados y que dan cuenta, entre otras cosas, que siete mil alumnos debieron continuar financiando sus estudios vía Fondo Solidario y el desmedro económico a las instituciones, a las casas de estudios por consecuencia.

Sobre esta situación, el rector de la Universidad Católica del Maule, UCM, Diego Durán Jara, indicó que “de prosperar esta indicación de la ley, donde establece que la Universidad solo puede cobrar el 50% por ciento del arancel el primer año de atraso para cada uno de los estudiantes, significará una pérdida importante de recursos para la UCM”, dijo. La autoridad universitaria ahondó que alrededor de 400 estudiantes están en esta situación y que para la UCM puede significar una pérdida de alrededor de 450 millones de pesos, “ya que en definitiva, lo que hace la ley es obligar a las instituciones a subsidiar lo que el Estado deja de dar”.

La directora General Estudiantil de la UCM, Karin Alvarado, complementó que según los lineamientos del Ministerio de Educación, “los estudiantes con gratuidad que se retrasan en la duración formal de su carrera, deben postular al Fondo Solidario de Crédito Universitario, a través del FUAS (Formulario Único de Acreditación Socioeconó-mica, ya que por expiración tampoco pueden optar a becas”. Agregó que esto afecta a los estudiantes que por decisión vocacional, optan vía programa de reorientación académica a un cambio de carrera, excediendo también la duración formal establecida para pregrado por ley.

AÑO DE GRACIA

A nivel país, se calcula que las instituciones están frente a un déficit de 10 mil millones de pesos al año por concepto de pérdida de la gratuidad, antecedentes que han sido puestos en conocimiento, tanto de la División de Educación Superior, como de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados.

En ese sentido, Diego Durán, destacó que “se han generado distintas instancias de diálogo con el gobierno, parlamento y en el Consejo de Rectores, buscando, por una parte, modificar la ley, de tal manera que se considere el tiempo de duración de una carrera con un año de gracia y por otra, de solución inmediata, usar el crédito solidario. Eso permitiría generar una posibilidad de financiamiento de esa diferencia”, afirmó.