La crisis y la salud mental

0
395

Hasta hace un par de semanas, aproximadamente, en estas mismas líneas editoriales, hacíamos notar que el grado de violencia y vandalismo que se apreciaba en la capital y otras grandes ciudades, afortunadamente no se advertía en las comunidades de menor densidad demográfica y más propiamente en nuestra Región del Maule.

Sin embargo, lamentablemente, las cosas han tenido un giro y una dimensión que, si bien era previsible, no se esperaba que llegara a los límites que se ha alcanzado en los días recientes.

Y entonces, aparte de la destrucción irracional de la propiedad pública y privada con todas las consecuencias que son fáciles de calibrar y lamentar, ahora también mucha gente de las comunas y provincias más pequeñas está acusando un marcado deterioro en el estado de salud mental a raíz de los excesos que se registran prácticamente todos los días.

Es otra de las cosas derivadas directamente de la situación social que hoy vive el país porque, como lo han explicado los especialistas, la pérdida de control, las imágenes de violencia que transmite la televisión y la sensación de inseguridad, provoca en las personas, sentimientos de angustia, depresión y ansiedad.

Y las consultas en las clínicas especializadas y los centros de salud en general han aumentado geométricamente

Un experto en esta área, a nivel nacional dice que: “En situaciones como las que estamos viviendo, el estar más ansioso, más irritable, con dificultades para dormir, tener un aumento o disminución en el apetito, es una respuesta normal ante un estrés ambiental importante. Nos debemos preocupar y consultar cuando la persona que no tiene un diagnóstico o aquella que sí está en tratamiento tiene síntomas más intensos, como ideas de muertes, ideas suicidas, irritabilidad que comience a interferir en sus relaciones interpersonales o una baja de ánimo que no la deje desarrollar sus actividades habituales”, 

La gran mayoría de las personas, dice el psiquiatra de Clínica Las Condes, posee respuestas adaptativas a este tipo de estrés, por lo que estar preocupados por la situación y querer que todo se arregle pronto y terminar con la incertidumbre, es normal y esperable.