Vecinos de la población Caupolicán rechazan la violencia de los últimos días

0
770

Hechos que se repiten. Destrucción en la Alameda Manso de Velasco y amenazas a los vecinos, fue el resultado de la marcha que pasó por el lugar.

CURICÓ. Una noche que no olvidarán fácilmente, vivieron este jueves 21 los vecinos de población Caupolicán, conjunto habitacional ubicado en el sector surponiente de la Alameda Manso de Velasco, al ser blanco del ataque de un numeroso grupo de personas, que luego de volver de la marcha que cortó el tránsito en la carretera, las emprendió contra el mobiliario del popular paseo público.  

Este conjunto habitacional, donde viven muchos adultos mayores junto a sus hijos y nietos, está sufriendo desde hace cerca de un mes las consecuencias de las protestas en la Ruta 5 Sur, por los daños que han estado causando quienes buscan soluciones a través de la violencia, sin respetar la vida de lo que desean vivir en paz, dicen los vecinos afectados.

VIOLENCIA EXTREMA

La información dada a conocer in situ por los propios vecinos, señala que arriesgando su propia integridad física los dirigentes se atrevieron a enfrentar a los antisociales, para que no siguieran destruyendo los sólidos bancos de cemento, juegos infantiles y la señalética, entre las que se contaban los semáforos de la moderna Alameda.

Directivos del sector poblacional, señalaron a diario La Prensa, que en esta oportunidad los descolgados de la marcha volvieron a centrar su poder destructivo sobre las butacas de la multicancha, cierros y pretendieron destruir el sistema eléctrico del recinto deportivo, lo que no lograron debido a que los propios vecinos se opusieron arriesgando las consecuencias.

También indicaron que a los vecinos que se oponían a la destrucción, los antisociales los amenazaban y los señalaban como “chalecos amarillos”, refiriéndose a los pobladores que en Santiago se han organizado para defender sus viviendas y puestos de trabajo.

¡HASTA CUÁNDO!

Los dirigentes expresaron que esta no es la primera vez que sufren los efectos de violencia de estas marchas, debido a los que no entienden que el diálogo es el mejor camino de buscar soluciones y usan la fuerza para infundir temor a la ciudadanía para que los sigan.

Directivos técnicos del Club Deportivo Población, a cargo de las series de básquetbol, manifestaron que en varias oportunidades cuando estaban entrenando, especialmente con series de menores, han tenido que enfrentarse a los manifestantes, teniendo que evacuar el recinto para proteger a los jóvenes deportistas. Respecto a esto, consideran insólito que tengan que  dejar su lugar de práctica deportiva, para que gente ajena haga lo que quiera con el mobiliario.