Un partido aparte: hinchadas vs jugadores

0
597

CURICÓ. Para hoy viernes se han programado dos partidos del torneo nacional de la Primera División: Cobresal vs Unión Española y Unión La Calera vs Iquique. Este último duelo incluso ha debido cambiar de escenario y no se realizará en el estadio “Nicolás Chahuán” de La Calera, por no autorización del municipio para ocupar el recinto y por la fuerte presión desafiante de la hinchada ‘La Banda Cementera’ de La Calera, por lo que el partido se programó finalmente a las 11:00 horas de hoy en el Bicentenario de La Florida, aplazándose también Cobresal vs Unión para las 13:15 horas en el sofocante campamento minero de El Salvador, en nuevo horario también fuertemente criticado por la alta temperatura que habrá a la hora del encuentro. 

A la vez un grupo de mineros anuncia corte de camino para que no pase el bus de Unión a la altura de María Elena en la Región de Copiapó. El fútbol chileno está programado aunque tapado por un manto de dudas para su realización.    

DUDAS Y MÁS DUDAS

El sábado debiese jugar Curicó Unido en su visita a O’Higgins, mismo día en que Colo Colo será local en el Monumental ante Coquimbo y que Antofagasta recibe a los penquistas de la U. de Conce que hoy deben emprender el viaje rumbo al norte del país. 

El domingo en tanto debiese jugar la ‘U’, la Católica y el resto de los clubes, aunque las hinchadas del fútbol chileno por el movimiento social reinante, han amenazado con boicotear el desarrollo normal de los partidos y desde la trinchera de los jugadores se destaca la necesaria seguridad para estar en cancha, y pese al deseo de querer jugar, igualmente el clima reinante hace vacilar a los protagonistas.

Un corte de carretera que retrase el arribo de los planteles, agresión a los buses con los jugadores en trayecto, incidentes en las afueras del estadio o bien hinchas dentro del recinto que invadan cancha o lancen fuegos de artificio que obliguen al árbitro a suspender el duelo, pueden ser alternativas que acarrearían una posible suspensión de los partidos del fútbol chileno en cada ciudad, en un clima lleno de incertidumbre y con una serie de voces que se alzan para interrumpir el normal desarrollo del fútbol profesional chileno. 

Hoy se debiesen disputar dos partidos, mañana y el domingo tres, en un fin de semana clave igualmente para la ANFP, pues en caso de obligarse suspensiones, tras ya más de un mes de paralización, el torneo llamaría a su finalización anticipada. 

Desde la trinchera de jugadores señalan que quieren jugar y destacan que las condiciones de garantía y seguridad parecen no estar, mientras que al frente, los hinchas más que defender los intereses de sus colores, señalan que buscan el bien país con estas radicales amenazas de actuar alrededor de los estadios nacionales.    

SIN HINCHADA VISITANTE

El estadio El Teniente de Rancagua pertenece a Codelco y sindicatos mineros estarían solicitando a la empresa estatal no facilitar el estadio para el juego de mañana entre O’Higgins y Curicó Unido, mientras la hinchada rancagüina, asociada en sus distintos grupos, levantó un comunicado donde se señala que “como hinchada celeste de O’Higgins de Rancagua, decimos No a la vuelta del fútbol” y agrega que “estamos dispuestos a agotar todas las opciones para que ningún partido del fútbol profesional se dispute en Rancagua ni en la región”. 

Por lo pronto, el club local anunció que el partido de este sábado entre O’Higgins y Curicó Unido (que ha visto modificado su horario por tercera vez, ahora se apuntó a las 14:00 horas), no tendrá venta de entradas para hinchas curicanos, quienes a su vez anuncian que pueden levantar la voz cortando la salida del bus albirrojo rumbo a Rancagua.

El fútbol sigue programado para este fin de semana, aunque el movimiento social sigue manifestándose ahora por no permitir el regreso normal del fútbol profesional.