Sede INDH Maule se querella por nuevas torturas y desnudamiento en comisarías

0
533

Instituto Nacional de Derechos Humanos. Informó que en las querellas se han solicitado medidas de protección para que las víctimas puedan tener seguridad y resguardo a su privacidad y, por supuesto, el respeto a su integridad personal y al resto de los derechos. 

TALCA. La sede regional del Maule del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INHD), suma siete nuevas acciones judiciales por desnudamientos y revisiones corporales a través de sentadillas, realizadas a diez jóvenes en la Tercera Comisaría de Carabineros de Talca. 

Las querellas faltantes se encuentran en preparación. Además, el equipo regional pudo catastrar que estas personas denunciaron diversas vulneraciones, como golpes de puños, pies, hostigamientos, ahorcamientos y amenazas mientras eran detenidos por efectivos de carabineros.

El INHD del Maule informó que en las querellas se han solicitado medidas de protección para que las víctimas puedan tener seguridad y resguardo a su privacidad y, por supuesto, el respeto a su integridad personal y al resto de los derechos. 

El tribunal instruyó que estas medidas sean solicitadas al Ministerio Público, quien respondió mediante oficio que se evaluarían caso a caso y en virtud de los méritos se iban a ir concediendo.

A un mes del inicio de las manifestaciones, la Sede Regional del Maule del INHD ha interpuesto 29 querellas por violaciones a los derechos humanos, de las cuales una es por homicidio simple por el caso del joven que fue asesinado por un militar en Curicó, que se encuentra en prisión preventiva.

Las restantes son contra carabineros, dos por violencia innecesaria por lesiones graves (en un caso contra un menor de edad) ; tres por lesiones graves; 15 por apremios ilegítimos (de los cuales dos son menores de edad); y ocho querellas por torturas (una es por una niña y siete por varones adultos).

CASOS GRAVES

La jefa regional del INHD, Nadia Gutiérrez, recordó que “la tortura reviste el carácter de una violación grave a los derechos humanos reconocido por tratados internacionales que se encuentran vigentes en Chile, por lo tanto, el Estado tiene la obligación de prevenirla y sancionarla en términos de la Convención contra la Tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes”.

Asimismo, señaló, que el Estado de Chile adecuó su normativa interna estableciendo el tipo penal de tortura en el artículo 150 A del Código Penal, mediante la ley 20.968 de noviembre de 2016.

Gutiérrez aseguró que “son casos graves de violaciones y la sede hará todas las acciones necesarias para que se investiguen los hechos, se sancionen a las personas responsables y las víctimas tengan reparación”.

Finalmente, recordó que el INDH ya se querelló por torturas en el caso de una menor de edad que, durante el toque de queda, fue detenida mientras se encontraba con su hermano y su pololo, sin que le informaran el motivo de su detención, siendo sometida a desnudamiento para revisión y a realizar sentadillas en la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca.