Autopsias confirman nueve muertes por disparos en disturbios en Bolivia

0
607

Los manifestantes acusan a las fuerzas del orden, mientras que la versión oficial apunta a que algunos disparos pudieron surgir de los propios cocaleros.

Las autopsias confirmaron que las muertes de nueve personas en la jornada más trágica del conflicto que sufre Bolivia fueron por proyectiles de armas de fuego, mientras que sigue la investigación sobre el origen de los disparos, informó este lunes una fuente oficial.

El fiscal general del Estado de Bolivia, Juan Lanchipa, dio a conocer en un comunicado el resultado de las autopsias realizadas por el Instituto de Investigaciones Forenses en Cochabamba, la ciudad cerca de donde se produjeron los disturbios en los que hubo los disparos el pasado viernes.

Lanchipa explicó que ocho de los cuerpos presentan orificios de entrada y salida, mientras que en uno quedó el proyectil, que será sometido a un estudio de balística.

“Por las dimensiones y las características de los orificios de entrada y salida, preliminarmente estas corresponderían a armas de fuego largas”, detalló en el comunicado.

“La labor de valoración de heridos y de autopsia médico legal en la víctimas fatales no se pudo realizar esa noche, porque los familiares de las víctimas no permitían llevar adelante el trabajo”, relató.

“Los cuerpos habían sido trasladados a la localidad de Sacaba”, una ciudad vecina de Cochabamba, y a través de la Defensoría del Pueblo se intercedió con los familiares para que autorizaran las autopsias el pasado sábado, señaló Lanchipa.

Familiares Esperan justicia

La investigación prosigue con estudios de balística, planimetría y en la escena de los hechos para saber de dónde salieron los disparos, “a pesar de que es una zona de conflictos donde se dificultan las labores”, concluyó el comunicado.

Las familias de los fallecidos y heridos esperan justicia y niegan que fueran obligados a participar en una marcha de cocaleros, que derivó en graves disturbios frente a policías y militares.

La marcha en apoyo de Evo Morales intentaba llegar a Cochabamba desde Sacaba cuando se encontró con un fuerte cordón de policías y militares, que emplearon gases lacrimógenos y se produjeron disparos.

Los disparos procedían de fuerzas del orden según los manifestantes, mientras que la versión oficial apunta a que algunos pudieron surgir de los propios cocaleros.

Los cocaleros piden que Evo Morales, asilado en México, vuelva a Bolivia y no reconocen a la presidenta interina del país, Jeanine Áñez.

Los graves enfrentamientos del viernes dejaron al menos nueve muertos, más de cien heridos, algunos aún hospitalizados de gravedad, y cerca de doscientos detenidos, según datos oficiales, en la jornada más trágica desde las elecciones del 20 de octubre en Bolivia.

Los muertos desde las pasadas elecciones son al menos 23 y los heridos 715, según la Defensoría de Pueblo.

Fuente Radio Cooperativa