La fórmula habitual del tiempo reciente

0
550

Opinión. Los curicanos enfrentan una decisiva recta final del campeonato ante rivales que igualmente se juegan lo suyo en estas seis fechas faltantes. Si se confirma, esta semana Curicó visita a O’Higgins, con el ánimo de dejar atrás cinco derrotas consecutivas y siete juegos sin ganar. El 4-3-3 se sigue afilando, existiendo algunas dudas en defensa y ofensiva. “Este es otro Curicó” ha destacado el DT.

CURICÓ. Esta mañana regresa a sus entrenamientos la plantilla profesional de Curicó Unido de cara (al nuevo posible) regreso esta semana de la competencia oficial del fútbol de la Primera División. En este ciclo de paralización, el Curi alcanzó a disputar cuatro encuentros amistosos de preparación (dos vs Rangers, vs Santa Cruz y Colchagua), equipos de la zona y cercanos a Curicó, que fueron sparring de los albirrojos en su nueva búsqueda bajo el alero de Hugo Vilches y la intensa fórmula parece funcionar y gustar.  

DURO ESCENARIO

“Este es otro Curicó Unido respecto al que vimos al llegar” ha reconocido el expresivo director técnico del Curi, quien aún no debuta por los puntos en La Granja y que se ha mostrado confiado en poder alejar a Curicó Unido de la zona de riesgo del descenso, pese a que actualmente los curicanos están a solo 2 puntos y un tropiezo de meterse en zona roja. 

O’Higgins, La Calera, Cobresal, U. de Chile, Unión Española y Antofagasta son los seis rivales que le restan al equipo curicano, donde todos pelean algo en el torneo: O’Higgins, La Calera, la Unión y entrando desde atrás Cobresal pelearán un cupo en torneos internacionales, mientras la ‘U’ y Antofagasta tienen como gran tarea alejarse del descenso. 

Serán seis electrizantes finales donde Curicó Unido debe empaparse de motivación y atrevimiento en pos de ganar los partidos, pues serán los triunfos lo único que lo alejará del riesgo de bajar a la Primera B, pese a que hasta el receso, los curicanos sumaban siete partidos sin ganar, con incluso cinco derrotas consecutivas. 

“Nos ha venido bien la pausa” ha señalado el técnico Vilches, quien pretende mostrar un nuevo rostro de este Curicó Unido que quiere quedarse en Primera para el 2020. 

PIEZA A PIEZA

La fórmula parece ser la misma del tiempo reciente en el campo de juego, con línea de 4 hombres en el fondo, tres mediocampistas de buen pié y un tridente ofensivo con los carrileros comprometidos con la zona media y transformándose en buenos abastecedores del eje de ataque. 

En cuanto a nombres, el arco es de Deschamps, la última línea tiene a Opazo, Franco, Bechtholdt y Buss como la defensa que arrancaría frente a O’Higgins, pese a molestias de Franco que se ausentó en el último amistoso ocupando Parra su lugar. 

En medio terreno se repiten también los nombres de Cortés, Suárez y Espinosa, quienes tendrán la responsabilidad de enmendar el rumbo del motor de este buque. 

En tanto que en ataque surgen las dudas, pues Cavalleri sería arma fija por la diestra, abriéndose dudas por la izquierda donde Vallejos explotó demostrando sus ganas de revancha de la mano de un técnico que conoce y le daría oportunidades, aunque a la espera está el venezolano Heber García que también se recupera de una dolencia. 

Como ‘9’ ha jugado Sebastián Jaime, aunque el goleador del semestre es el uruguayo Diego Vera, quien igualmente espera recuperación, mientras la experiencia la pone como alternativa Gabriel Vargas y la juventud y proyección otro que explotó en este ciclo de para como Gabriel Harding, la apuesta de la cantera que a punta de goles quiere también su chance. 

Comienza una semana y cierre de año decisivo para el Curi, siempre y cuando se confirme que se juega.