Acuerdos

0
395

Por estos días se cumple un mes desde aquel viernes 18 de octubre, cuando se desató un estallido social en Chile nunca antes visto. Esos primeros días fueron realmente algo que tal vez muy pocos pudieron llegar a imaginar que ocurriría en el país, pero que luego de semanas de análisis, la mayoría concuerda en que efectivamente era algo que tarde o temprano pasaría, pues fueron muchos años de abuso, de repartir mal la torta, de colusiones, estafas, de pasar a llevar los derechos de las personas, con problemas en la salud, educación, pensiones y suma y sigue.

El Gobierno ha hecho esfuerzos, realizando varios anuncios en el marco de la agenda social, de las reformas a las Pensiones y Tributaria, algo que para muchos no ha sido suficiente.

Ahora, durante la madrugada del viernes, se logró con el apoyo casi transversal de los parlamentarios chilenos un acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución, algo que hasta hace un par de meses parecía impensable en el Chile de hoy. Pero sí se logró, los parlamentarios lo entendieron y lo pusieron en marcha. ¡Al fin!

Sin embargo, este gran anuncio para nuestra nación parece que tampoco fue suficiente para algunos, pues en algunas ciudades aún se producen hechos de delincuencia y vandalismo. 

¿Entonces qué se hace? ¿Qué más quieren? 

La nueva Constitución será la carta magna que regirá a nuestro país, por lo menos durante lo próximos años y eso no se puede hacer de un día para otro. Si el país finalmente logró ponerse de acuerdo para elaborar una nueva Constitución, tiene que apuntar a la perfección, no a algo que se haga rápido y luego tener que hacer modificaciones al poco tiempo.

Ahora lo que falta implementar es el acuerdo por la paz, para que de una vez por todas, esos grupos descolgados, anárquicos y violentos dejen de destruir nuestro país, y hacer justicia por todos los delitos y violaciones a los Derechos Humanos, que se han cometido durante las últimas cuatro semanas.