Siguen diferencias entre autoridades sobre cómo afrontar las protestas

0
778

Temas. La forma y el lugar dónde debe proceder la policía son los puntos que generan las controversias.

CURICÓ. Una reunión para acercar posiciones pidió la semana pasada el alcalde de la ciudad, Javier Muñoz. El guante lo recogió el gobernador provincial, Roberto González, y a la cita se sumaron autoridades policiales y de bomberos. 

Todas las partes concuerdan en que la violencia hay que enfrentarla, pues los saqueos y destrucción de varios inmuebles no pueden dejarse pasar sobre todo porque la mayoría de las marchas han sido pacíficas, pero por culpa de un grupo, de entre 50 y 100 vándalos, se llega al enfrentamiento con la policía, donde el uso de gases lacrimógenos ha provocado las discrepancias entre las autoridades. 

El prefecto de carabineros, coronel Aldo Borroni, afirmó que siempre se están mejorando los procedimientos. “Vamos a analizar  el uso del gas, vamos a tratar de reducirlo. Pero entendamos que la única herramienta que tenemos hoy día y que se entrega a nuestra institución es el uso del gas lacrimógeno y  después las escopetas antidisturbios que es la última instancia que es cuando se ve expuesta la vida de las personas o la integridad física de los carabineros”, apuntó. 

Además, la autoridad policial salió al paso de la tesis de que una bomba lacrimógena habría provocado un incendio en el cerro Condell hace algunos días. “Hasta el momento no tengo información que haya sido carabineros. Si alguien llega con un video que sale que fue carabineros disponemos de una investigación y vemos qué fue. Pero entendamos que ese lugar lo están llenando constantemente de acelerantes”, indicó.

REPAROS

El alcalde de Curicó, Javier Muñoz, reiteró que rechaza tajantemente la violencia registrada, especialmente, en el centro de la comuna. De esa situación, la autoridad culpa en parte a los operativos de la policía que se enfrenta con los manifestantes en la Ruta 5 Sur. 

“Hemos visto un actuar temprano de carabineros cuando ingresan los manifestantes a la carretera y yo de verdad prefiero mantener la carretera cortada a que se generen este tipo de situaciones al interior de la ciudad”, dijo. 

Muñoz lamentó que durante el fin de semana se hayan producido problemas en la Alameda Manso de Velasco. 

“Vimos el sábado como la Alameda se llenaba durante horas de la tarde de muchas bombas lacrimógenas y obviamente también tengo que manifestar esa preocupación”, indicó.

El alcalde precisó que el domingo carabineros no enfrentó a la multitud y bajó la tensión. “Carabineros no intervino tempranamente la carretera, los manifestantes estuvieron alrededor de tres horas y entiendo la molestia de muchas personas, pero esa situación generó que al interior de Curicó no hubiera confrontaciones”, acotó.

PREOCUPACIÓN

En tanto, el gobernador provincial, Roberto González, espera que los anuncios presidenciales calmen a la población y que baje el nivel de violencia en las calles. “Estamos preocupados de las demandas sociales, pero también de la comunidad. Estamos trabajando junto a carabineros en resguardar este tipo de manifestaciones. Estamos preocupados por los cortes de ruta y por las situaciones que se generan luego de las marchas”, sostuvo. En ese contexto, recordó que el domingo pasado hubo un accidente en la Ruta 5 Sur y que la ambulancia tuvo problemas para llegar a atender a un herido.