La pelota vuelve a rodar

0
531

Distintas reacciones ha generado el anuncio que a mediados de mes se retoma el fútbol profesional. Han salido voces a favor que argumentan que la actividad se tiene que reactivar por un tema deportivo y económico. 

Sería un despropósito cerrar el campeonato como está como lo planteó el volante de Colo-Colo Jorge Valdivia, quien recomendó entregarle la copa anticipadamente al puntero Universidad Católica y que no haya descenso. Eso sería injusto porque aún no hay nada definido, tanto en la parte de arriba como debajo de la tabla de posiciones, que tiene a muchos equipos jugándose la vida, uno de ellos Provincial Curicó Unido.

Por otro lado, se han levantado opiniones sobre que la vuelta del fútbol “tapará” la realidad que vive el país con manifestaciones y desórdenes en muchas ciudades. De hecho, los futbolistas han mostrado su malestar por la decisión de volver a jugar, pues creen que eso es ser poco empático con una ciudadanía que quiere soluciones de fondo para mejorar su calidad de vida y, además, agregan que no habría ánimo para asistir a los recintos deportivos.

Hasta ahora ambas posturas son respetables, pero hay un tema que se verá recién cuando los elencos entren al campo de juego. Por ejemplo, qué pasará con la seguridad en los estadios. La presencia de Carabineros, ¿dará seguridad o llamará a disturbios? Los ánimos están exaltados y cualquier chispa de intolerancia puede terminar en algún disturbio.

Desde esta tribuna, esperamos que si vuelve a rodar la “pelolita” sea para retomar cierta normalidad, que harta falta le hace a nuestra sociedad, y que se transforme en una vía de escape para miles de personas que quieren distraerse, pero ojo nunca con perder el foco en que los problemas y demandas se mantienen y que las autoridades, de todos los sectores y niveles, tienen que hacerse cargo.