A 36 años del primer chileno ganador de la Vuelta de Chile

0
799

Ciclismo. Dicho hito histórico ocurrió el domingo 6 de noviembre de 1983.

Curicó. En la presente semana, este suceso deportivo que llenó de orgullo a los curicanos, volvió a la palestra entre los ciclistas locales que quisieron recordar la histórica fecha, donde muchos jóvenes intercambiaron la información a través de las redes sociales y salieron a efectuar un recorrido en sus bicicletas.

Lo cierto es que siempre es bueno destacar y recordar aquellos hechos que como curicanos nos llenan de felicidad y sin lugar a dudas que el triunfo de Roberto Muñoz, el 6 de noviembre de 1983 es uno de ellos, por haber sido el primer chileno en lograr este galardón y que le permitió transformarse en ídolo nacional.

La Vuelta de Chile, desarrollada en el mes de noviembre, tenía como protagonistas a connotados ciclistas de nivel mundial, con varios países en competencia y en el caso de Roberto Muñoz, integraba el equipo nacional de Pilsener Cristal que había logrado conformar un elenco de primerísima figuración.

LIDERANDO LA VUELTA

Durante las diversas etapas de esta prueba internacional corrida en Chile, Roberto Muñoz, logró mantenerse como líder de la competencia y fue así que al llegar al último tramo el curicano, mantenía una pequeña diferencia sobre su más cercano perseguidor solo por escasos segundos.

En esta oportunidad diario La Prensa, titulaba en su portada el mismo día de la final, domingo 6 de noviembre, “Curicano Muñoz a las puertas del triunfo”. Decía nuestro diario que al lograr el segundo puesto en la penúltima etapa, logrando 10 segundos de bonificación el curicano se colocó a las puertas del triunfo en la prueba internacional que finalizaba ese día con el Circuito sobre 120 kilómetros a correrse en Santiago en la carretera Norte-Sur con llegada al Parque O’Higgins.

El diario La Prensa del lunes 7 de noviembre de 1983 titulaba en su portada “Roberto Muñoz ganó la Vuelta para Chile”, especificando que el curicano era el primer chileno que ganaba esta importante prueba internacional. Destaca además que el  curicano logró mantener hasta último momento la ventaja de segundos que llevaba sobre su más cercano perseguidor en la clasificatoria general.

El ganador emocionado dedicó el importante triunfo a su madre Adriana Figueroa.

Roberto Muñoz, había sido además el ganador en esta prueba del Premio de Montaña, mientras que otro curicano, Manuel Aravena, se había adjudicado el Circuito Cerro Condell, etapa corrida en Curicó y que forma parte de la Vuelta de Chile de ese año, donde Roberto Muñoz, llegó en la tercera ubicación, pero acumulando el puntaje necesario para seguir liderando la competencia internacional.

LA LLEGADA

Para Armando Maureira Osses, presidente de la Asociación de Ciclismo de Curicó y secretario de la Federación de Ciclismo de Chile en 1983, que estaba en el Estadio Nacional para recibir a los ganadores, esa jornada fue realmente inolvidable.

“Yo tuve la oportunidad de estar presente en todas las etapas de la Vuelta a Chile en el año 1983 y con mucho orgullo vi ganar a Roberto Muñoz y lo hice como curicano, como amigo y como dirigente, ya que era el primer chileno en ganar esta prueba internacional. Fue emocionante y muy hermoso ese momento en la pista del Estadio Nacional, lo que se ha transformado en un orgullo para quienes sienten cariño por el deporte del pedal, el ciclismo, que es un emblema para la tierra curicana. Desde Buin hasta la llegada al Nacional la carretera estaba cubierta de una gran muchedumbre, aplaudiendo y animando a Roberto, que iba con ilusión y fuerza en procura del triunfo, actuación que nos llena de orgullo, porque fue un premio para Chile y para Curicó, además porque en esta prueba participaban ciclistas de nivel mundial, entre ellos de Alemania, Italia, España, Bélgica, Estados Unidos, Colombia, Argentina, Brasil, Perú, Uruguay y Chile.

TODO UN ÍDOLO

Roberto Muñoz Figueroa, al igual que sus hermanos José, Claudio y Juan Carlos, se inició en el ciclismo en 1969 en el Club Unión Ciclista, para pasar posteriormente al Club Español, otra de las grandes instituciones que tuvo el ciclismo curicano.

Entre sus innumerables logros se encuentra el haber sido Medalla de Oro en el Panamericano de Puerto Rico 1979; Campeón Europeo en Puntuación; Campeón 50 kilómetros Individual 1980 en San Sebastián España. A ello se suman muchos triunfos en competencias nacionales e internacionales, lo que fue reconocido por el municipio curicano el 2014, cuando el concejo municipal lo nombra Hijo Ilustre de Curicó, distinción que no solo celebró el mundo del ciclismo sino toda la comunidad curicana, por lo que este ciclista ha significado para la tierra curicana.