Vecinos temen colapso de puente Marimaura por serios problemas estructurales y desunión en pista

0
138

Viaducto. Fue construido hace solo diez años. Conecta con Linares, Melozal y la costa sur del Maule.

SAN JAVIER. Muy preocupados se encuentran los vecinos del sector Marimaura, localidad ubicada al sur de Melozal en esta comuna, tras enterarse que el puente nuevo de la zona presenta grietas, fracturas en pilares y una desunión de las pistas de más de 15 centímetros.

Ante la alerta de los lugareños, hoy la Junta de Vecinos de Marimaura, junto al alcalde de San Javier, Jorge Silva, y el director de Obras Municipales, Mario Navarro, recorrieron el lugar, verificaron las fallas y elevaron con carácter de urgente un informe con respaldo fotográfico a la Dirección Provincial de Vialidad dando a conocer la situación y a su vez, solicitando con carácter de urgente un análisis técnico y medidas preventivas, para el resguardo de seguridad de peatones y automovilistas que transitan a  diario por el puente.

“El tesorero de nuestra Junta de Vecinos nos envió fotografías la semana pasada. Es preocupante si esto se llega a caer ya que quedaríamos aislados desde Linares, las personas que van a la costa, es preocupante”, dijo la presidenta de la Junta de Vecinos de Marimaura, Janet Gutié-rrez.

“Es preocupante, es una ruta que sostiene conectividad entre Linares, Melozal, San Javier y la costa maulina. El daño es evidente, esta agrietado, hay fracturas de pilares y la separación en pista es de sobre los 15 centímetros” indicó el alcalde sanjavierino, Jorge Ignacio Silva.

ALTO TRÁFICO

El puente Marimaura es una estructura vial construida hace 10 años aproximadamente, en reemplazo del Puente el Sifón que fue inaugurado a fines de la década del 50. Se emplaza en un camino que une Linares y San Javier con la ruta Los Conquistadores y la costa sur del Maule. Además, este puente es parte de una ruta altamente utilizada por camiones madereros, transporte de vino y de uso turístico.

La situación de este viaducto hace recordar a la comunidad local, lo que ocurrió la noche del 18 de noviembre del año 2004, cuando el puente Loncomilla colapsó y junto a él cayeron al lecho del río diez personas que justo lo cruzaban en ese momento. Según un dictamen judicial, el puente presentaba graves falencias estructurales detectadas dos años antes y que no fueron solucionadas a tiempo.