“El Gobierno aún no da las señales que Chile necesita para concretar el verdadero cambio social”

0
189

Reacciones tras dos semanas de manifestaciones. Ha sido criticado por participar en las marchas, “prefiero que me critiquen por estar, a no estar”. Y pidió disculpas a la comunidad “por la responsabilidad que a mí me corresponde en esta crisis social”.

CURICÓ. Con la mano en el corazón y siempre de frente como lo caracteriza, el alcalde de Curicó Javier Muñoz habló desde el alma. Ha participado en gran parte de las marchas, contando con la aprobación y desaprobación de quienes asisten. Sin embargo marcha de la mano de su esposa Patricia y de sus hijos, con la firme convicción que este es un momento crucial para la comuna y el país.

Para quienes critican, lo cierto es que Javier Muñoz tiene historia en marchas. Participó en las que lograron el retorno de la democracia o acompañando a los funcionarios municipales en sus demandas y terminó con costillas quebradas en la marcha que permitió conseguir un nuevo hospital para Curicó. 

Y es su alma de curicano, la que le duele con cada rayado de las calles, con cada barricada en la carretera, con cada piedra que lanzan a un ventanal del comercio. Porque está convencido que esa no es la forma de hacer un cambio, porque como él dice “debemos cuidar nuestra identidad y patrimonio”.

Haciendo el análisis político, el alcalde de Curicó parte haciendo un mea culpa y pidiendo disculpas a la comunidad, por la responsabilidad que le cabe en esta crisis social.

“No escuchamos a la gente, algunos siguen actuando como si no pasara nada, es cosa de ver lo que ha pasado en el parlamento. El parlamento vive lejos de la realidad. Por eso es que la gente no cree en la clase política. Chile cambió en estas últimas dos semana y hay que entender que gran parte de las demandas que hoy se están colocando sobre la mesa, y que las vemos en los carteles desplegados a nivel nacional, apuntan a un problema de fondo, que hoy día tenemos un sistema económico, político y social, que si bien trae riquezas al país, esa riqueza se distribuye de manera desigual y se requiere una transformación profunda, tener un sistema más solidario. Yo hago un mea culpa, tengo que asumir mi responsabilidad y pedir disculpas  por los errores cometidos y la responsabilidad que tenemos en todo lo que está pasando. Hay algunos que tienen más y otros menos responsabilidad. Nosotros los alcaldes somos el último pelo de la cola, pero somos los que estamos también más cerca de la gente. Hemos salido a pedir el voto para presidente, para los parlamentarios, hemos sido carne de cañón, pero también tenemos que asumir nuestra responsabilidad para pedirle a los demás que la asuman”, enfatizó.

CAMBIO PROFUNDO

Muñoz dice que las autoridades tienen que tener este gesto de humildad, para reconocer que las demandas de la comunidad son valederas. Y este cambio profundo en el país, señala que debe ser acompañado de la reforma a la Constitución.

“Necesitamos una Constitución que de garantías ciudadanas, en materia de salud, de la educación, mejorar el sistema de pensiones. Lo que uno espera es que las autoridades nacionales se pongan de acuerdo, hagan una agenda corta, pero para las cosas que demoran más también iniciarlas ahora. Pero uno no ve. En el discurso del Presidente Piñera uno no ve un lenguaje que haya cambiado, se hizo el cambio de gabinete y se pensó que era suficiente, pero no lo es. La gente no quiere que cambien los nombres, quiere que cambie el modelo”, dijo.

LA GENTE SE CANSÓ

Muñoz asume que la comunidad se cansó y que esta situación no es solo nacional, sino también comunal. Por ello, es que en el interior del municipio realizará algunos cambios que permitan reenfocar los recursos más dirigidos a lo social.

“Esto significa hacernos cargo de fortalecer el tema salud, mejorar  la Farmacia Popular, instalar la óptica popular, estamos preparando una serie de propuestas. Todo lo que se pueda hacer para bajar los precios hay que hacerlo. También nos tenemos que hacer cargo de las cosas ocurridas, como el apedreo a la Farmacia Popular. Los autores están identificados y nos vamos a querellar, también lo hicimos en el caso de José Miguel y de los otros jóvenes baleados o en el caso de Yuri, un joven que tiene una pensión de invalidez, pero trabajaba los fines de semana en el peaje y eso demuestra lo desigual de este país, porque con su pensión de invalidez igual tenía que trabajar, fue atacado por una turba y resultó lesionado, internado en Talca”.

El alcalde de Curicó recalca que en general las marchas han sido pacíficas, sin embargo el problema es el después,  pequeños grupos que generan destrozos a la propiedad pública y privada. Destacó el actuar de Carabineros, “quienes también ha actuado con mucha diligencia, apoyados además por las cámaras de televigilancia municipal, y que son medios de prueba apara identificar a los culpables. El llamado es a respetarnos, a cuidar la ciudad, manifestarse pero sin dañar a nadie más”.

ALCALDE EN LAS MARCHAS

Críticas y aplausos ha recibido el alcalde Javier Muñoz por participar en las marchas, sin embargo es su ímpetu el que no le permite quedarse inmóvil en una oficina, mientras los curicanos se manifiestan para cambiar un sistema tan desigual que a él tampoco le gusta. Por eso es capaz de marchar, y apagar con su zapatilla las fogatas de las barricadas y así se ha visto más de alguna vez.

“A uno lo critican por sí o por no. Lo importante es hacer. A mí me pueden criticar, pero siempre voy de frente, con humildad, pero también con valentía y reconozco también si me equivoco. Prefiero que me critiquen por hacer cosas que por no hacerlas”, dijo.

El escenario es más difícil para los políticos porque se ha instalado la desconfianza. Pero para el alcalde “la única manera de combatirlo es trabajar y ser transparente. Hoy día hay que ser bien valiente y a nunca olvidar las palabras de Nelson, el papá de José Miguel Uribe nos decía, ‘yo espero que la muerte de mi hijo sirva para crear profundas transformaciones’, y eso es. No olvidarnos que tenemos que cambiar el sistema”.