Miles de personas salieron disfrazados a marchar contra la desigualdad

0
668
marchas

TALCA. Esta vez no hubo “dulce o truco”. Halloween se ha transformado en una fecha de diversión para los chilenos y en medio de la crisis social que vive el país, en la ciudad no quisieron dejar pasar la oportunidad y salir a la calle disfrazados.
Esta vez no salieron a pedir dulces sino que una nueva constitución, pensiones más dignas, aumento del salario mínimo, no más AFP, educación de calidad y pública, acceso a salud de manera oportuna y entre otras tantas demandas sociales.
Los disfraces fueron originales, así es como se reencontraron Sebastián Piñera, Augusto Pinochet y Lucía Hiriart. Mientras, que los superhéroes se robaron la película Superman, Capitán América, el hombre araña, gatúbela, la mujer maravilla entre tanto otros que alegraron la jornada, incluso hasta Jesucristo no quiso perderse la marcha y exigió cambios que respondan a cada una de las demandas que por 14 días los chilenos están gritando en las calles.
El punto de encuentro fue la Plaza Arturo Prat ubicada en calle 14 Oriente entre 3 y 3 ½ Sur, lugar en el que los manifestantes fueron acompañados por un importante grupo de motoqueros que los escoltaron en gran parte del recorrido para luego recorrer la principal arteria comercial de la capital regional que los llevó hasta la Plaza de Armas donde disfrutaron de la compañía y nuevamente llamaron al gobierno a dar señales concretas de los cambios que la ciudadanía está exigiendo.
Durante todo el recorrido la marcha se desarrolló en completa tranquilidad, hasta los automovilistas pese a tener preferencia del semáforo para continuar su recorrido apoyaron la marcha con sus bocinas. Solo entrada la tarde noche cuando una parte importante de familias se había retirado se registraron algunos incidentes entre manifestantes y carabinero, que en nada empañaron la pacífica manifestación de los disfraces.